Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 16 de Julio de 2019

Otras localidades

"¡Vigilar vuestras pertenencias!", diario de una patrulla ciudadana anticarteristas

Aseguran que en verano, con el incremento de turistas, el número de ladrones en el metro de Barcelona se multiplica

Se autodenominan 'Patrulla ciudadana', son un grupo de 30 personas que en sus ratos libres se organizan en pequeños equipos para frustrar el posible botín del día a los carteristas del metro de Barcelona. Si no se los encuentran, al menos tratan de advertir a los posibles visitantes despistados del riesgo que existe. "Hay carteristas en la estación, por favor ¡vigilar vuestras pertenencias!", se oye gritar a voz en vivo a una chica al final del pasillo. Lo repite en un perfecto inglés.

Hoy 'patrullan' un grupo de tres personas por la estación de Passeig de Gràcia, una de las paradas de metro fetiche de los ladrones, por su apabullante afluencia de turistas, sus enrevesados pasillos y las numerosas bocas de salida a la calle. Un laberinto perfecto para ellos.

"Los conocemos, son los de siempre, no cambian. Las caras están fichadas", garantiza una de las 'patrulleras', que prefiere no mostrar su rostro ni facilitar su nombre por miedo a posibles represalias. Si bien, advierten que, como es habitual en los meses de mayor afluencia turística, han notado un repunte en estas últimas semanas: "Cada día están llegando más, aprovechando la temporada de verano. Están llegando en cantidades enormes", asegura su compañera de 'batida'.

Esta es una tendencia que se repite en la inmensa mayoría de las localidades turísticas de Catalunya durante los meses de reposo estival, y que los Mossos d'Esquadra bien conocen.

El cierre de puertas, el momento idóneo

"Normalmente los carteristas se ponen al comienzo del tren, cuando pita para el cierre de puertas, ellos corren y por la fuerza entran dentro. O simplemente, como toda la gente se agrupa en la entrada, aprovechan para meter las manos en la parte de atrás de las mochilas", explica una de las voluntarias de la 'patrulla'.

"Están en las estaciones, están cada día, es su trabajo", lamenta su acompañante de batida. Ellas aseguran que algunos de los carteristas son camaleónicos; las apariencias engañan. "No se dejen llevar por cómo van vestidos. Algunos van con traje y hasta corbata", asegura una de las chicas mientras levanta un cartel, traducido a siete idiomas, alertando a los que transitan el andén.

Algunos de los turistas les ignoran por completo, otros, les regalan un gesto o una mirada de agradecimiento, como es el caso de un matrimonio de japoneses.

No suelen agredir a sus víctimas

Las 'patrulleras' aseguran que "estos chicos solamente son intimidantes, díficilmente pasaran a agresiones". Por eso invitan a alzar la voz a todo aquel ciudadano que presencie un hurto. "Que alerten cada vez que noten la presencia de un carterista en los vagones", reclama una de las chicas. "No cuesta nada avisar cuando vean a un carterista. Ellos son muchos, pero todos juntos podemos ser muchos más y acabar con la situación que hay en Barcelona", añade su compañera.

Las técnicas de los ladrones

La 'patrulla' asegura que los carteristas tienen entrenadas diferentes técnicas para distraer al viajero unos instantes, el tiempo justo y necesario para hacerse con su cartera o con su móvil. "Una de ellas es fingir un vómito para que las personas concentren su atención en la cara del carterista, y con sus manos sustraer las pertenencias de las posibles víctimas", explica una de las voluntarias. "Hay otra que es el famoso escupitajo en el que te ensucian. Ensucian a la víctima y esta, al centrar la atención en limpiar sus prendas, pues les da cabida a que los ladrones puedan hacer su robo", desarrolla.

Les han amenazado, pero el 'patrullaje' sigue

Dedican su tiempo libre a vigilar, no cobran absolutamente nada y, además, han sido amenazadas en múltiples ocasiones. Su tarea es ingrata. Combatir la injusticia parece ser su gasolina para no desfallecer. "Las amenazas vienen por parte las mafias de los carteristas", puntualiza una de las chicas. "Pero que quede claro que no vamos a parar, seguiremos alertando a la comunidad y detectando a los carteristas hasta que la ley no cambie", remarca la otra joven. Insisten en la necesidad de endurecer el código penal para este tipo de delitos: "Que legalmente se les sancione severamente cuando existan reincidencias o cuando sean pillados infraganti", remarcan.

¿Qué hago si veo un robo en el metro?

Si se encuentra en el andén y presencia un hurto, la patrulla recomienda avisar de inmediato por el interfono de 'SOS' que hay a disposición del ciudadano. "No cuesta nada avisar, es darle al botón y avisar arriba de que hay carteristas o que han visto alguna acción de estos señores", recomiendan las voluntarias.

Tanto TMB (el operador del metro de Barcelona), como los Mossos d'Esquadra (la policía que tiene las competencias en el ámbito del metro) y la Guàrdia Urbana de Barcelona han declinado realizar declaraciones sobre el papel de las 'patrullas ciudadanas' en el subsuelo de la ciudad condal.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?