Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 21 de Octubre de 2019

Otras localidades

Otro motivo para votar a Alarcón como el mejor pueblo: las pinturas murales

Avaladas por la Unesco desde 1997, la creación artística del pintor conquense Jesús Mateo celebran este año su 25º aniversario

Interior de la iglesia de San Juan Bautista de Alarcón (Cuenca) decorada con las pinturas murales de Jesús Mateo. / ()

Continúa en marcha el concurso de la Cadena SER para elegir al mejor pueblo de España durante este mes de julio. Alarcón representa a la provincia de Cuenca como ejemplo de localidad de gran valor patrimonial y con amplias posibilidades turísticas. En Hoy por Hoy Cuenca hemos charlado con el artista conquense Jesús Mateo, creador a finales de la década de los 90 de las pinturas murales de la iglesia desacralizada de San Juan Bautista. Su obra artística es un recuerdo más que enriquecen el patrimonio de Alarcón y un motivo más para VOTAR A ESTE PUEBLO CONQUENSE en el concurso de la SER.

Entrevista con Jesús Mateo en Hoy por Hoy Cuenca. / Paco Auñón

La idea de pintar los muros de la vieja iglesia abandonada surgió en el verano de 1994. Después se creó la Asociación Cultural ‘Pintura Mural de Alarcón’. Ese fue el germen del mecenazgo popular que ha contribuido a la financiación de la obra.

Cartel del 25 aniversario de las pinturas murales de Alarcón. / Pep Carrió

Solán de Cabras, el Obispado de Cuenca, la Diputación Provincial, la antigua Caja Castilla-La Mancha, Iberdrola, la UIMP, la Universidad de Castilla-La Mancha, el Ministerio de Cultura y, desde 1997, la Unesco, patrocinaron el trabajo de Jesús Mateo.

Al final, con los bocetos y maquetas listos, se subió por primera vez al andamio para pintar en el otoño de 1995. Jesús Mateo concluyó las pinturas murales de Alarcón siete años después, en 2002.

Ahora se cumplen 25 años del origen del proyecto, una efeméride que ya se anuncia con el cartel específico que ha creado Pep Carrió.

Respecto a su obra, Jesús Mateo ha explicado en la SER que “es importante encontrársela. Si han visto algunas imágenes verán que hay una serie de prejuicios y condicionantes, como con cualquier obra de arte, pero desvelar lo velado, descubrir lo oculto o hacer visible lo invisible, creo que es la apuesta que cualquier persona sensible y con capacidad de mirar debe poner encima de la mesa. Es una obra que hay que ir a propósito a verla, no te la encuentras por casualidad por el hecho de estar en una gran ciudad o en un centro turístico de primer orden. Creo que esa magia, ese caminar, ese viaje del que hablaba Ernesto Sábato en su escrito inspirado en las pinturas, hay que hacerlo. El tener esa predisposición a ir a Alarcón ya es importante y el encontrarse con esta obra, más todavía. Cuando me encontré con este espacio con 22 años tuve claro que quería que fuera mi axis mundi, ese contenedor en el que conservar tus tesoros y hacerlos públicos para enriquecer a las generaciones venideras. Creo que hasta ahora ha pasado un tiempo y se ha conseguido”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?