Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

El proyecto las Fortalezas del Rey Lobo echa a andar con las obras de consolidación del Castillo de Monteagudo

El alcalde de Murcia, José Ballesta, junto al concejal de Cultura y Recuperación del Patrimonio, Jesús Pacheco, el de Pedanías y Barrios, Marco Antonio Fernández, y el de Desarrollo Sostenible y Huerta, Antonio Navarro, se ha reunido este viernes con el arquitecto y director de la empresa murciana A3A, Francisco J. Sánchez, y la restauradora Pilar Vallalta, que lideran el equipo multidisciplinar que va a acometer la Fase I de restauración del Castillo de Monteagudo.

Las próximas obras que van a llevarse a cabo incluyen la consolidación del Castillo, la ejecución de nuevos accesos y caminos, la restauración de los lienzos de muralla y la iluminación del Cristo de Monteagudo; todo ello bajo un seguimiento arqueológico, según informaron fuentes municipales en un comunicado.

Declarado Bien de Interés Cultural con categoría de Sitio Histórico, el entorno de Monteagudo y Cabezo de Torres ha sido lugar de asentamiento de numerosas civilizaciones desde la prehistoria. "Fue uno de los emplazamientos más influyentes de todo el levante español durante siglos, lugar de residencia de Alfonso X el Sabio y de Ibn Mardanís, el rey Lobo", ha precisado José Ballesta, quien ha recordado que "este conjunto patrimonial, que domina toda la Huerta de Murcia, no es solo un emblema cultural y paisajístico de nuestro municipio, es un foco de riqueza histórica y patrimonial único".

La reunión ha tenido como objetivo abordar la reciente adjudicación al estudio murciano del Proyecto y Dirección de Obra de la Restauración del Castillo de Monteagudo (Fase 1), dentro del concurso nacional licitado por el Ministerio de Cultura y Deporte, lo que marca un hito que marca el inicio de esta actuación que supondrá la creación del primer parque arqueológico del municipio de Murcia, con un total de 150 enclaves arqueológicos y 1,5 millones de m2 de superficie.

LAS VISITAS COMENZARÁN EL PRÓXIMO JUEVES

Durante la reunión, se ha fijado el protocolo de visitas e inspecciones al monumento, en colaboración con el Ayuntamiento, por parte del equipo multidisciplinar de especialistas, entre los que se encuentran técnicos, historiadores, expertos en arqueología, restauración y geología, "todos enraizados en la Región de Murcia y muy ilusionados en esta intervención de gran responsabilidad", han señalado desde la empresa.

En concreto, será a partir del próximo jueves cuando comiencen las visitas para inspeccionar el monumento y poder así relaborar el proyecto, que tiene un plazo de 4 meses de redacción y 8 de ejecución.

Esta actuación marca el punto de inicio del proyecto de ciudad 'Las Fortalezas del rey Lobo', el primer parque arqueológico medieval integrado por 150 enclaves patrimoniales en torno a las fortalezas del Castillo de Monteagudo, el Castillejo, el Castillo de Larache y el de Cabezo de Torres; un itinerario paisajístico, natural y arqueológico único en España de más de 1,5 millones de m2.

Para ello, Ballesta ha buscado la colaboración de las Administraciones estatal y autonómica, remitiéndoles un protocolo que contiene una hoja de ruta donde se marcan las actuaciones conjuntas a realizar, que incluyen rehabilitaciones, excavaciones, expropiaciones, protección paisajística, demarcación y puesta en valor de espacios de interés arqueológico, así como labores de investigación y documentación.

EL CASTILLEJO, PATRIMONIO MUNICIPAL

A lo largo de estos últimos cuatro años, se ha realizado un trabajo exhaustivo en el entorno de Monteagudo que se ha materializado en la elaboración del avance del Plan Especial por parte del Ayuntamiento y del Plan Director del Castillo de Monteagudo (Estado, CARM y Ayuntamiento).

Otra de las actuaciones fundamentales para la recuperación de Monteagudo es la expropiación de El Castillejo, antes de titularidad privada. El Ayuntamiento ya ha culminado el procedimiento expropiatorio y el inmueble pasa a ser de propiedad municipal. Además, tras la aprobación del Pleno, se inició la expropiación de la ladera del Castillo de Monteagudo, que tiene una superficie de 60.000 m2.

El concejal Antonio Navarro ha explicado que "hemos elaborado un convenio que hemos facilitado tanto a la administración del Estado como al Gobierno regional donde se establecen una programación, una serie de actuaciones y un presupuesto para la recuperación de todo el espacio y queremos que este proceso sea lo más ágil posible".

Igualmente el concejal ha indicado que "hemos llevado a cabo una serie de actuaciones previas como la realizada en la que se formalizó el acta de ocupación del Castillejo lo que supone el paso a manos públicas del Ayuntamiento de Murcia de la última de las fortalezas que era de titularidad privada. Han sido 10 parcelas en las que se han invertido 1,3 millones de euros".

"Además estamos trabajando en la adquisición de los terrenos de la ladera del Castillo que serán una gran zona verde y en este mes de julio se traerá a Pleno el Plan especial del Conjunto histórico artístico de Monteagudo y Cabezo de Torres donde se va a ordenar y proteger todo el ámbito de huerta, fortalezas y núcleos urbanos", según el concejal, quien ha precisado que "la Comunidad Autónoma va también a invertir en la recuperación del Castillo de Larache".

CONSOLIDACIÓN DEL CASTILLO

Según recoge el pliego técnico del proyecto, entre los principales aspectos que comprenderá la intervención que se va a llevar a cabo para la consolidación y restauración del Castillo, garantizando su estabilidad estructural, se encuentra la ejecución de los accesos y caminos necesarios para la entrada de un camión grúa. Tras las obras, este camino se abrirá como nuevo acceso.

Asimsimo, contempla la consolidación y restauración de los lienzos de muralla con técnicas tradicionales; así como la definición de un proyecto de iluminación del Cristo de Monteagudo; la adopción de medidas de seguridad y accesibilidad al monumento, incluyendo la mejora de los accesos actuales al Castillo (pasarela, escalera, rampas, etc.), así como la instalación de cerramientos que garanticen la seguridad.

También prevé la documentación de los lienzos de muralla afectaos por las obras; la demolición de obras, infraestructuras modernas y elementos que por su mal estado de conservación supongan un riesgo; el desescombro de materiales de relleno procedentes de desprendimientos; la limpieza general del Castillo, de los tramos de la muralla y muros; y la consolidación de las zonas de riesgo.

Por último, contempla el diseño, maquetación e instalación de elementos de señalización de los peligros existentes; así como la inclusión de elementos informativos provisionales durante la realización de las obras; y la inclusión de elementos informativos definitivos.

El proyecto contempla un seguimiento arqueológico de toda la intervención. Habrá un control arqueológico de toda la obra y se podrá llevar a cabo un análisis estratigráfico murario para analizar la microhistoria del inmueble, apoyado por métodos de datación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?