Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 23 de Enero de 2020

Otras localidades

¿Podemos diagnosticar el hambre como enfermedad?

Desde la Fundación Madrazo nos ayudan a responder a esta pregunta

 Los consejos de Max

El Abogado Max Adam centra esta semana sus consejos en la muerte de un chico inmigrante en Almería, en el centro de Menores Tierras de Oria, el pasado lunes 1 de Julio. La autopsia ha hallado signos de asfixia en el joven, que murió tras ser reducido por seis guardias jurado.

Caminantes

Maria Fernanda Guerra Veloz es ecuatoriana y nació en la ciudad de Riobamba. Hace 5 años que decidió emprender su proyecto migratorio impulsado por la crisis económica vivida en su país natal. Decidió venir a España con su título de medicina general bajo el brazo, para realizar su especialización en Digestivo y luego de cuatro años de estudio, actualmente trabaja en el Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla. Mª Fernanda es una caminante incansable que quiere seguir formándose para servir mejor, como ella misma lo dice. Su próxima meta es hacer hepatología, una de las ramas de su actual especialidad que le apasiona.

 El Médico Tropical: El Hambre III

HAMBRE, III -KWASHIORKOR Y MARASMO

¿Cómo diagnosticamos el hambre como enfermedad?

En nuestro primer programa hablábamos de las soluciones que podría tener el sufrimiento del hambre. Concretamente con la construcción por la Fundación Madrazo de 2 Centros Nutricionales, y Seguridad alimentaria en Chiherano, y Mululu, al sur y norte de Bukavu, respectivamente, en el lago Kivu, en la República Democrática del Congo. 250 niños están siendo tratados debido a sus enfermedades por hambre. Y a tu pregunta, Miguel, para el diagnóstico del estado nutricional de un niño medimos unos índices generales, utilizando el perímetro braquial (cinta métrica alrededor del bíceps), peso, talla, pliegue cutáneo, estado faneras, etc. Con estos datos se crea una curva que nos indica el estado nutricional, según % de malnutrición, que puede ser leve, moderada o severa. De menor a mayor gravedad.

 

Pero cómo diferenciamos los tipos de enfermedad producidas por el hambre?

La malnutrición afecta sobre todo a menores de 10 años, y en general podemos diferenciar 2 cuadros clínicos o síndromes que definen esta mal o desnutrición. Kwashiorkor y Marasmo.

Ya empezamos con los nombrecitos… K w a s h i o r k o r….. M a r a s m o….

Sí. La enfermedad de Kwashiorkor o deficiencia energético-proteica, se da más en niños de entre 1 y 5 añitos, y se caracteriza por la falta de nutrientes, sobre todo de proteínas, minerales y vitaminas. Literalmente significa “el desplazado”, y hace referencia a que ante el nuevo nacimiento de un hermano, se desteta prematuramente y carece de las proteínas de la leche materna, transforma su dieta en hidratos de carbono (harinas) produciéndose desequilibrio en los percentiles de crecimiento. La clínica, con retraso del crecimiento, es la típica imagen del niño (que parece gordito) y en realidad está inflado, edematizado, con ascitis, parecen buditas (anasarca), porque al no tener proteínas, el líquido intersticial sale de la célula y se colecciona bajo la piel, produciendo abdomen globuloso, hinchazón de miembros inferiores (elefantiasis) y párpados, por los edemas. Signo de fóvea positiva (apretar con el dedo y ver si deja marca de hundimiento) La masa muscular está disminuida, el pelo muy delgadito y fino, quebradizo, y rojizo, la piel despigmentada, órganos aumentados de tamaño (hepatoesplenomegalia), flojedad intensa, sin fuerzas, lo que llamamos astenia.

 

Estos casos suelen ser agudos, por causas de catástrofes, ataques, sequías, pobreza extrema, familias muy numerosas sin acceso a la seguridad alimentaria. Estos niños suelen tener hambre, apetito, lo cual es buena señal para el tratamiento. Si se tratan a tiempo, la mayoría evolucionan favorablemente, siempre que no haya habido daño irreparable en órganos esenciales. Se basa en dar protocolo de renutrición proteica y rehidratación. La harina MASOSO, huevos y carne.

 

¿Y qué les pasa a los niños con Marasmo?

El marasmo, o desnutrición energético-calórica, aparece en niños menores de 1 año. Son los típicos niños con delgadez extrema, casi caquécticos, sin musculatura ni grasa, piel tapizando huesos. Pueden llegar a pesar menos del 80% de su peso teórico. Tienen cara de viejitos, la piel seca y cuarteada, propensión a infecciones y parasitosis, no juegan, indiferencia total, apáticos, no sonríen, y son poco estimulables. Niños de 6 años, parecen tener 2 por subdesarrollo. Y no dan sensación de sed ni hambre. Normalmente en 1 mes deben estar restablecidos y en 3 en la normalidad. Siempre que tengan acceso a una seguridad alimentaria estable.

 

Por eso, de los mejores tratamientos que he podido comprobar, tras 2.500 niños en Rwanda, 1.200 en Burundi, 200 en Tanzania, 1.300 en Congo, 250 en Guatemala, aparte de la nutrición y dinero, es no olvidarnos de ellos. Pensémoslos, reservemos un lugar para ellos en nuestra mente, nuestra palabra y nuestro sentimiento. Eso es lo que más les salvará.

 

Sones del mundo. Muere Joao Gilberto

João Gilberto, el hombre que revolucionó la música brasileña con la invención de la bossa nova que después fue exportada a todo el mundo y se convirtió en una seña nacional, ha fallecido el sábado 6 de Julio a los 88 años. Nacido en Juazeiro, estado de Bahía, de joven emigró a Río de Janeiro, donde junto a Tom Jobim y Vinicius de Moraes crearon aquel nuevo estilo de música, una fusión refinada de samba y jazz. Más que el resultado sonoro, bossa nova se convirtió en un estilo, un movimiento, simbolizando a Río de Janeiro desde mediados del siglo XX y con la Chica de Ipanema, regrabada más de 200 veces en todo el mundo como gran icono.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?