Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Un viaje en el tiempo: Madrid hace 9 millones de años en el Cerro de los Batallones

Los yacimientos paleontológicos vuelven a celebrar sus jornadas de puertas abiertas

Paloma López y Adriana Oliver, paleontólogas, nos hablan de los últimos descubrimientos en el Cerro de los Batallones. /

Los yacimientos del Cerro de los Batallones, en Torrejón de Velasco, son los más singulares de la región y están entre los más interesantes en lo que a fósiles del Mioceno continental mundial se refiere. Este fin de semana todo el que quiera podrá conocerlos y tener una experiencia muy especial acercándose a las especies animales que poblaron Madrid hace 9 millones de años, según han contado a SER Madrid Sur, Paloma López y Adriana Oliver, paleontólogas, miembros del equipo de investigación de esta área.

Cerro de los Batallones

Si hablamos de tigres de diente de sable, hablamos del Cerro de los Batallones, porque es la especie más abundante que se ha encontrado aquí. Aunque también se han hallado fósiles de los antepasados de la jirafa, del caballo, más bajos que los actuales y con tres dedos y no uno como tienen ahora, fetos de caballo o rinocerontes sin cuernos. Animales de otra época que ahora conocemos gracias a los trabajos de los paleontólogos que trabajan en esta zona, desde que se descubrió en 1991. Y es que estamos hablando de un yacimiento que es un referente a nivel mundial. Un yacimiento de conservación excepcional.“Son fósiles que parecen huesos de lo perfectos que se encuentran. Además, hay decenas de miles de especies de las que no se conocen habitualmente casi nada, porque los carnívoros no aparecen en los yacimientos, al ser muy poco abundantes en el ecosistema”, indica Paloma López.

Entre los últimos hallazgos se encuentra un cráneo de tortuga gigante del Mioceno, cuyo caparazón solía medir un metro ochenta, “muy espectacular y muy difícil de conservar, que además no está nada deformado. Como el sedimento presiona a los fósiles, normalmente tienen una cierta deformación y en este caso no es así”, según Oliver.

Las dos paleontólogas recomiendan aprovechar estas jornadas de puertas abiertas para aprender más de nuestro pasado y quedarnos fascinados con lo que allí se ha encontrado. Además, han organizado una actividad muy especial para los más pequeños, que serán paleontólogos por un día. La única recomendación, como indica López, es llevar ropa y calzado cómodo y una gorra que nos proteja del calor. El resto corre a cargo de uno de los enclaves más apasionantes que podemos visitar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?