Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 24 de Agosto de 2019

Otras localidades

"La primera cerveza me la tomé con 15 años en el Club Nazaret después de entrenar"

Javier Sánchez Mellado despacha en El Gorila 84 referencias distintas de cervezas de todo el mundo y 14 de barril

Javier Sánchez Mellado, con dos ejemplares de cervezas "raras" en Radio Jerez /

Javier Sánchez Mellado, propietario de la cervecería El Gorila, se dedica profesionalmente a la hostelería desde 1987. Actualmente, en su establecimiento, un lugar imprescindible para los cerveceros, se sirven 84 referencias distintas de cerveza de todo el mundo y 14 de barril. Hace cinco años se proclamó campeón de España de tiraje, y creó escuela porque dos camareros suyos fueron posteriormente campeones de Andalucía.

Y todo comenzó con 15 años, cuando se tomó su primera birra en el Club Nazaret, después de terminar el entrenamiento de baloncesto. "A mis compañeros no les gustó nada, y a mí me daba vergüenza decir que sí", recuerda. Luego vino la colección de latas y botellines que dos amigos le conseguían de la Base de Rota y que dio pie más tarde a su actual colección privada, con 600 botellines diferentes, y 400 de ellos con su copa correspondiente.

El mundo cervecero a finales de los ochenta era sota, caballo y rey: "Sólo se conocía la cerveza rubia, pero sabíamos que había un camino amplio por recorrer. La explosión del mundo craft de la cerveza artesana surge en un momento de necesidad de empleo, y mucha gente ve en esta idea el desarrollo de su propio negocio. Las grandes cerveceras se pusieron las pilas y empezaron a sacar productos diferentes".

Contrariamente a lo que piensa una parte importante de la opinión pública, Sánchez Mellado asegura que "en España se ha hecho siempre muy buena cerveza, de hecho fuimos pioneros en sacar la 0,0, que es la mejor sin alcohol del mundo. Los consumidores mayores recordamos que hace veinte años la cerveza tenía más cuerpo y más peso, pero ha ido ganando en suavidad, como ha pasado con casi todas las bebidas".

La diferencia es que "cuando vamos a Alemania, de vacaciones, la cerveza nos sienta mejor, porque estamos tranquilos, felices y plenos. Pero lo imporante es el tiro, porque si la sirves bien se pierde el exceso de carbónico y la espuma aguanta más. Hay que cuidar la cerveza para que te caiga bien, que es lo que hacemos en El Gorila".

Está al caer uno de estos días una cerveza macerada con percebes gallegos, "que dicen que para tomar con mejillones es un placer", nos adelanta.

Con respecto a la temperatura ideal, tiene claro que "la que quiera el consumidor, pero cuantos más grados alcohólicos, temperatura más alta".

Javier Sánchez Mellado ha pasado también por "Abocallena", el espacio enogastronómico del Hoy por Hoy Jerez.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?