Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 21 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Turismo retira la licencia de 2 alquileres vacacionales a Alzina Living en Son Espanyolet

Son dos chalets unifamiliares en la calle Barrera de la barriada, en Palma. En concreto, en los número 61 y 63

Turismo inspeccionó ambas casas en julio del año pasado y emitió un informe desfavorable en el que argumentaba, palabras textuales, que “las viviendas no estaban en condiciones óptimas para su comercialización turística”. La propiedad recibió la notificación en octubre y no subsanó, en ningún momento, los problemas que detectaron los funcionarios del Govern. Es más, presentó alegaciones manifestando que “las viviendas estaban en condiciones óptimas” para ser alquilada a turistas.

Alzina Living hizo caso omiso al apercibimiento del Govern y siguió operando sin problemas durante 7 meses más.

Hasta mayo de este año. Entonces, la empresa recibe un segundo informe desfavorable, en la que se le insta a que, en el plazo de dos semanas, subsane las deficiencias detectadas un año antes. La propiedad parece entonces darse por enterada y pide al Govern que le dé un plazo más amplio para llevar a cabo las obras de mejora que se le requieren. Y es ahí cuando Inspección Turística le deniega ampliar ningún plazo y, en virtud a la Ley de Turismo, le cancela la licencia. Sin el DRIAT, el alojamiento ya no puede operar porque se queda sin la autorización pertinente.

La propiedad recibirá la notificación en las próximas semanas y entonces deberá cesar la actividad en las viviendas de la calle Barrera 61 y 63.

Alzina Living puede recurrir esta decisión por la vía administrativa y además, en caso de subsanar las deficiencias, podría volver a comprar las plazas en la bolsa de alojamientos turísticos. Entre ambas viviendas, Alzina Living sumaba un total de 14 plazas.

De este modo, el empresario noruego se queda sin la explotación de 3 de las 6 viviendas que tiene en el barrio de Son Espanyolet, ya que hace algunos meses tuvo que dar de baja la vivienda situada en la calle Alzina número 7 porque presentó una DRIAT incompleta y con información errónea. Los inspectores comprobaron que la casa no estaba en el estado que describía en la documentación.

La Conselleria de Turismo parece que ha puesto el acelerador y ha agilizado ahora los expedientes que no ejecutó durante meses en la legislatura anterior, ya que también ha abierto 3 expedientes a las viviendas restantes de Alzina Living.

Se trata de 75 mil euros de sanción por sobreocupación y servicios de restauración. La sanción está todavía en trámite.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?