Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 18 de Septiembre de 2019

Otras localidades

ENTREVISTA ENTREVISTA Àngels Barceló entrevista al director de cine Alejandro Amenábar

"Yo soy una parte minúscula de una maquinaria inmensa a la que se debe el mayor esfuerzo"

Luis Maria Uriarte, arquitecto del proyecto ganador de la ampliación del Museo de Bellas Artes de Bilbao junto a Norman Foster, en Hoy por Hoy Bilbao

El Museo de Bellas Artes de Bilbao expone en la sala BBK los seis proyectos presentados para la ampliación del edificio del Museo. "Yo soy una parte minúscula de una maquinaria inmensa a la que se debe el mayor esfuerzo", así ha descrito su participación en el trabajo Luis Maria Uriarte, arquitecto junto con Norman Foster del proyecto finalista, la mañana del lunes en Hoy por Hoy Bilbao.

El arquitecto ha valorado su parte en el proyecto y ha contestado a algunas cuestiones planteadas por los oyentes del programa y por visitantes de la exposición. Antes de formar equipo con Foster, él mismo intentó crear un grupo con arquitectos vascos, a pesar de esto aceptó la invitación y tuvo que "sumarse a los gigantes" debido a la dificultad y a las exigencias para presentarse.

Proyecto ganador en el que han intervenido un total de 47 personas y que, según Uriarte, luchaba contra proyectos que "han apostado por una arquitectura más fragmentada". Por otro lado, la suya era una propuesta intermedia porque entiende que no han aceptado el desafío de "hacer una arquitectura de ambulatorio, de exploración, eludiendo la presencia de lo que ya hay" y que pudiera haber dado un resultado más costoso.

La primera medida que se tomó en cuanto al diseño fue la idea de que la nueva ampliación fuera autosuficiente e independiente, que "cabalgara sobre la parte menos notoria de las etapas museísticas que se muestran". Una estructura que permita reconocer el edificio emblemático y que, a su vez, sea fácil poder estudiarla como una de las intervenciones del Museo.

El plazo para las obras comienza, en principio, en marzo de 2020 y teminarían en abril de 2021. Obras que cambiarán la fachada y la entrada de la pinacoteca y cuya principal aportarción es el cambio en la Plaza de Euskadi, que se verá invadida por el parque, "enlazaba muy bien con estudiar la plaza del museo, a nadie se le escapa que el choque entre la punta de lanza de Ensanche y la nueva arquitectura del Nuevo Bilbao es abrupta", según el artista, quedaba en medio un elemento neutral que en su proyecto aceptaron incorporarlo "para que hiciera de atrio vegetal al ingreso".

Una de las cuestiones que queda por aclarar es qué va a pasar con la escalera monumental, situada en la que será la nueva entrada del Museo. Según el arquitecto, la decisión no está aun tomada aunque se plantean dos alternativas. La primera, mantenerla y que se incorpore en el primer tramo dejando una especia de tránsito rectilíneo; la segunda, más sencilla, suprimir la escalera.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?