Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Solo ocho pacientes se han acogido a la garantía de demora desde octubre

El pasado mes de junio había 614 personas que llevaban esperando más de 180 días para ser operados

Ocho pacientes en diez meses. Tan solo ocho personas se han acogido al decreto de garantía de demora en la sanidad. Un derecho que permite a quienes esperan más de seis meses para ser operados o más de dos meses para ser atendidos por el especialista recibir consulta en la sanidad privada. Tan solo ocho de las 614 personas que en el mes de junio llevaban aguardando más de 180 días para ser operados han pedido beneficiarse de esta ventaja.

El pasado mes de junio había 11.906 pacientes esperando para ser operados, casi un 10% menos que los que estaban en lista en el mismo mes de 2018. Además, había 614 personas que llevaban esperando más de seis meses para ser intervenidos y que podrían acogerse al decreto de garantía de demora. El tiempo medio para ser operado es de 73 días, uno menos que el año pasado. La consellera de Salud, Patricia Gómez, cree que la cifra es baja porque hay personas que prefieren esperar para ser atendidas en la sanidad pública.

Respecto a los datos sobre pacientes que esperan para visitar al especialista, se ha disparado el número de pacientes que aguardaban más de 60 días. El pasado mes de junio había 6.862 personas esperando para ser atendidos, frente a los 2.792 que lo hacían en las mismas fechas del año pasado. Es un incremento del 146%. Todos estos pacientes también podrían acogerse al decreto de garantía de demora, aunque la consellera no ha dado las cifras de quienes se han beneficiado de ello.

Con respecto a los ajustes en el gasto que tendrá que aplicar el Govern después de que el gasto sanitario se disparara el año pasado, Gómez afirma que apuesta por medidas de eficiencia en las compras y en la racionalización del gasto. Afirma que Balears tiene 70.000 tarjetas sanitarias más a las que dar servicio.

Insiste Gómez en que no habrá recortes y que, de hecho, espera que el presupuesto en Salud no sólo no disminuya sino que crezca. Insiste en la necesidad de tener un nuevo sistema de financiación que beneficie a Baleares. Con respecto a la reforma de Son Dureta, Gómez cree que en abril del año que viene se habrá demolido el primer edificio. No descarta que las medidas de ajuste que tiene que aplicar la Conselleria de Hacienda puedan afectar a las obras de determinadas infraestructuras.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?