Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

La cooperación no es turismo humanitario

Hablamos de los falsos cooperantes; los "posturas" que van vestidos de "Coronel Tapioca" y entorpecen más que ayudan

Los Consejos de Max: Cuaderno de Bitácora del Open Arms

El barco Open Arms se encuentra en el ojo del huracán tras ser acusado por Italia de promover la inmigración ilegal. Ahora, el buque podría enfrentarse en España a una multa de 900.000 euros por desobedecer la prohibición del Gobierno de dedicarse a la búsqueda activa de embarcaciones con inmigrantes.

Por otra parte, hay quien inicia su cruzada particular de forma curiosa; la Fiscalía de la Audiencia Nacional estudia una denuncia de un particular contra el exministro del Interior italiano, Matteo Salvini, por la retención durante 19 días del buque de rescate de inmigrantes de la ONG española Proactiva Open Arms con centenar y medio de personas a bordo, según han informado fuentes del ministerio público.

Caminantes

Nuestra caminante de hoy es Chiara Sanfilippo una psicóloga y psicoterapeuta siciliana, nacida en Palermo, que se vino a Andalucía hace 6 años por amor y desde entonces lleva dos “sures” el italiano y el español en su corazón. Ha vivido en Cádiz, en Huelva en Jaén y actualmente trabaja en Sevilla, en el departamento internacional de fertilización asistida de una importante clínica andaluza.

El Médico Tropical: Cooperantes y Turismo humanitario

Ahora que estamos al final del verano, y los que han podido, han disfrutado de vacaciones, quiero hablaros de algo que seguro muchos de nuestros oyentes han realizado o pensado hacer: la experiencia humanitaria. A final de primavera, cuando cada uno prepara sus vacaciones de verano, llegan a las ONGs toda clase de personas que quieren “ayudar” en cualquier misión de cooperación durante una semana, dos, incluso un mes. Les da lo mismo la cualificación, quieren experimentar ser voluntarios en cooperación, vivir desde nuestra riqueza y posibilidad de elección, los límites de la vida difícil de gente vulnerable que no puede elegir la suya. Quiero, con todos los respetos a estas personas y sin querer desilusionarlos, aclarar, según mi criterio, lo que NO es un cooperante. Un cooperante no es un héroe, ni un modelo a seguir, no puede ser un fugitivo del aburrimiento social, no debe ser un profesional que va a practicar su profesión para aprender y después tener más experiencia en nuestro país, un buscador al límite de oportunidades laborales; una huida de problemas familiares o de pareja, un cooperante nunca es un aventurero; la cooperación No es Turismo humanitario. Ir a “ayudar”, no sirve para nada, porque no quiero que ayudes, sino que trabajes, que ejerzas tu profesión, pero en otro sitio, otras gentes, otros idiomas, otras culturas. Si quieres tener experiencia en cooperación, acércate a las ONGs y fórmate, en técnicas de tu profesión, en idiomas, en derechos humanos, en dignidad, en tantos campos del conocimiento como oportunidades de vivirlos en terreno. Si al final vas a conocer algún proyecto, no lleves cámara de fotos, respeta a las personas y su intimidad. No te vistas como el coronel tapioca. NO necesitamos un pobre para satisfacer nuestra tranquilidad de conciencia. Si vas a terreno, no lleves regalos para repartir a los niños. Lleva dinero y compra allí el material escolar, con dinero todo se consigue, incluso en los países empobrecidos. Y así, creas desarrollo local y no en papelerías de España. Una frase de los niños ruandeses cuando ven a un “muzungu” (hombre blanco), es: “donnez moi biscuit” (dame caramelo), y es que los militares americanos se dedicaban a repartir caramelos por las calles cual Reyes Magos. Si quieres colaborar, y no te fías de la gente local, compra tú mismo en una tienda de allí, lápices, bolis, gomas, cuadernos, etc., y dáselos al profesor de la escuela, sin que nadie sepa que has sido tú, y por supuesto sin fotos, para que lo subas a las redes relatando cada minuto caritativo de tu aventura solidaria. En mi vida, he conocido, incluso vivido, muchas tipologías del “cooperante”: el “uyyyy, uyyy, uyyy”, el mijita, el evangelizador, el progre politizado, el caritativo, el limpito, el antropologista, el imperialista humanitario, el coronel tapioca, el solidario turista humanitario. En definitiva, aliento a los que quieren ser cooperantes, pero desde una visión crítica y profesional, que se preparen concienzudamente y recordad, que África no es para el que quiere, sino para el que puede, igual que la cooperación, que es para el que quiere y puede.

Sones del Mundo

Escuchamos un laúd "guembri", instrumento procedente de marruecos. Por su sonido más bien parecería un bajo, pero llamándolo laúd es más fácil imaginarlo. Sus tres cuerdas se tocan con los dedos pulgar e índice, mientras que con el dedo anular se golpea la tapa, a modo de acompañamiento de percusión.

Es un instrumento totalmente artesanal. Su caja es de forma rectangular y su mástil más se parece al palo de una fregona que a otra cosa, ya que es cilíndrico.

En la grabación escuchamos una agrupación instrumental marroquí, con una pandereta que destaca junto al guembri, haciendo un "ostinatto" parecido al que interpretan algunos músicos brasileros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?