Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 18 de Septiembre de 2019

Otras localidades

2-0. La Peña doblega a un inocente Real Madrid Castilla

El Municipal de Santa Eulària ha regristrado la mejor entrada de su historia con 2.000 espectadores

Un momento durante el encuentro /

Santa Eulalia del Río

La Peña Deportiva mantiene la inercia ganadora y se ha dado el lujo de tumbar al Real Madrid Castilla con un ejercicio de eficacia en ataque y de trabajo conjunto en defensa. La fábrica blanca que entrena esta temporada una de las leyendas del equipo merengue, Raúl González, se ha mostrado en el abarrotado municipal de Santa Eulària como un equipo inocente y que no ha sabido aprovechar sus momentos ni ha estado acertado cara a puerta.

El filial blanco es hoy por hoy una suma de jóvenes talentos sin experiencia y que no sabe leer los partidos. Tampoco le ayuda el hecho de jugar en una superficie a la que no está acostumbrado, pero esto no sirve de excusa cuando el rival te supera en intensidad y ganas. La Peña sufrió un contratiempo en el calentamiento. De Val se lesionaba y el técnico Raúl Casañ optaba por Mena como medio centro. El resto del once inicial mantenía el bloque de las dos jornadas con la única variación de Bernal por Pipo para reforzar el medio campo.

El choque arrancó con la Peña más incisiva y un Castilla dormido incapaz de dar dos pases seguidos. Y fruto de ese empuje local a los nueve minutos un centro de Bernal desde la banda derecha lo peinó Nuñez que mantiene su idilio con el gol, al fondo de la red ante la pasividad de la zaga merengue.

El gol dio tranquilidad y confianza a los de Santa Eulària, mucho más cómodos sobre el terreno de juego. Los dos pivotes defensivos, Mena y Cristeto maniataban a Baeza y Fidalgo, los dos jugadores más creativos del Castilla. Las malas noticias se sucedían para los visitantes que se quedaban sin el delantero referencia, Pedro en el minuto 36.

Unos 2.000 aficionados han acudido al encuentro / Cadena SER

Durante media hora no hubo noticias de que sobre el terreno de juego había futbolistas llamados a Jugar en Primera División en un futuro. Raúl no paraba de corregir posiciones viendo el desbarajuste general. La Peña tenia el partido donde quería.

El balón no llegaba a las áreas y los minutos pasaban sin nada destacado en el cesped. Solo en la recta final del primer tiempo el Castilla se asemejó a lo que debe ser un filial de un grande. Su medio campo empezó a carburar, el lateral zurdo, Fran García, era una amenaza constante y en cinco minutos el equipo visitante tuvo tres claras ocasiones para igualar el choque pero no Manu ni Baeza, ni Javi Hernández después de una excelente acción individual encontraron portería cuando estaban en posición inmejorable. A la Peña le vino bien el descanso porque sufría y no salía de su área.

En la reanudación parecía que se mantendría el mismo guión. Dominio visitante y la Peña ordenada tapando huecos. Pero en el minuto 55 un centro de Fran Núñez desde la banda derecha lo remataba Fraile a la red, otra vez ante la indolencia de la defensa del Real Madrid Castilla. El tanto fue un mazazo para los madrileños que volvieron a su juego errático e impreciso ante una Peña cada vez más crecida. Los ibicencos ni siquiera tuvieron que sufrir para defender la renta y estuvieron más cerca del terce gol que el Castilla. A punto estuvo Núñez en el minuto 86 de conseguir el tercero.

Se llegó al final con el tercer triunfo peñista en tres jornadas. Líder en solitario de la Segunda B. Alguno se frotará los ojos y se pellizcará. Pero es algo real como la vida misma. En el otro Real, Raúl tiene mucho trabajo por delante.

Un momento durante el partido / Cadena SER

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?