Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Los traumas de Cervantes y los mensajes cifrados del Quijote que lo libraron de la censura

Desde el porqué de la frase inicial del Quijote al misterio de dónde está enterrado, el célebre manco de Lepanto atesora misterios en torno a su vida

Réplica de Cervantes en el Museo de Cera de madrid. /

Hablamos esta vez de uno de los personajes más importantes de la literatura universal: Miguel de Cervantes, y de una frase de su libro más conocido El Quijote, y en concreto, de su primera frase: “En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme…”. Una frase conocida mundialmente que nos inicia en un viaje donde la imaginación, la locura y los miedos son los protagonistas. Miguel de Cervantes fue un escritor que nos trasladó a un mundo lleno elementos cotidianos que tomaban vida y esas escenas poseen un mensaje oculto lleno de incógnitas. Además, su vida estuvo llena de experiencias traumáticas, un pasado por borrar que plasmó en capítulos llenos de vivencias personales, con mensajes cifrados, lo cual hizo que la obra no fuera censurada y que llegara a todas nuestras casas. De todo esto hemos hablado en el espacio Misterios Conquense con Sheila Gutiérrez y Miguel Linares en Hoy por Hoy Cuenca.

'Misterios Conquenses' en Hoy por Hoy Cuenca. / Paco Auñón

Es una gran oportunidad poder indagar en los misterios más allá de nuestros dominios como diría algún rey, es una ocasión para poder vivir una historia oculta de lugares que nos van a levantar del sofá, coger una mochila y desear recorrerlos de una manera diferente. Visitas llenas de leyendas, historias, casos y testimonios envueltos por un tinte misterioso, sobrenatural, donde lo inexplicable y lo anómalo nos van a acompañar durante esta temporada.

Comenzamos a documentarnos y a tirar de hemeroteca de aquellos lugares que hemos visitado y que nos han sorprendido, y no ha sido nada fácil decantarnos por uno, por aquel que se mereciera estar en primer lugar para inaugurar esta larga lista de historias. Pero ya sabéis que a veces como ocurre en nuestra cotidiana vida parece que algo que no entendemos, una fuerza invisible nos da ese empujoncito para decidirnos.

Ilustración de Miguel de Cervantes. / Getty Images

Un personaje se nos coló en nuestro pensamiento y quién mejor que la persona que luchó contra molinos, que ha llevado nuestra gastronomía a lugares recónditos del planeta. Como ya habréis deducido estamos hablando de Don Quijote, aquel que confundió un rebaño de ovejas con ejércitos, molinos con gigantes, pero siempre acompañado de su gran y fiel amigo Sancho Panza. Su particular Pepito Grillo.

Considerada como la mejor obra literaria jamás escrita. Leída tantas veces que sólo la Biblia se encuentra por encima de ella. Estamos hablando de la obra Don Quijote de la Mancha, publicada su primera parte El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha a comienzos de 1605 y en 1615 apareció su continuación con el título de Segunda parte del ingenioso caballero don Quijote de la Mancha.

Una obra donde se trataba de ironizar las aventuras de caballeros, una sátira como algunos la tacharon.

Viajes llenos de aventuras con un hidalgo tachado por alguno de loco, que había alcanzado esa locura por tanto leer historias de caballeros, tildado de genio por otros, donde podía ver mucho más allá que cualquiera.

Don Miguel de Cervantes Saavedra, nacido en Alcalá de Henares, momento en el que comienzan los misterios que le envolvieron durante toda su vida, ya que algunos apuntan que lo hizo en Zamora. Una larga vida llena de viajes y sucesos que nos hacen recrearnos en su parte más oscura.

Molinos de viento de Mota del Cuervo (Cuenca). / Cadena SER

Desde la pérdida de su mano que según la historia la perdió cuando fue condenado por rebeldía a cortarle la mano derecha públicamente y ser desterrado por diez años, al batirse en duelo y ser vencedor, hiriendo a un personaje muy popular en la época. Por lo que tuvo que huir una temporada a Roma.

Por mucho que huyera aquel juicio se había dictado y el destino le llevó alistarse en la Armada de la Santa Liga, él quería morir peleando por su rey lo que le llevó a la batalla de Lepanto donde situado en la popa del navío en el que viajaba recibió dos disparos de un arcabuz en el pecho, y un tercero le hace perder el uso de la mano izquierda; de ahí que le conozcamos como “El manco de Lepanto”.

Curado decide regresar a España para ser condecorado pero su objetivo se ve truncado cuando es apresado por el pirata y corsario Arnaut Mamí, quien lo lleva a Argel como esclavo y tiempo después fue rescatado por padres trinitarios por mediación de Felipe II.

El Quijote es el libro más conocido de la literatura española. / Getty Images

Una complicada vida, involucrado en la financiación de guerras, apropiación de dinero público y otros delitos varios que le hicieron estar encarcelado en varias ocasiones. Y aquí nos encontramos con otro misterio ya que como sabemos cómo nos han hecho creer la primera frase del quijote se redactó en una cárcel de Sevilla.

Pero también es verdad que no tendría mucho sentido ese comienzo: “En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme…”.

No se ha encontrado ninguna referencia y no consta en ningún documento, pero no podemos dejar de narrar la historia que nos toca más de cerca y que quizá sea más la más romántica, y es la que aquellas palabras se escribieron en una cárcel ubicada en Argamasilla de Alba, en Ciudad Real, durante un corto cautiverio.

En un lugar declarado Monumento de Interés Histórico-Artístico. Una cárcel que como era costumbre se había adecuado para utilizar una antigua cueva, la Cueva De Medrano. Situada en los sótanos de una la casa que pertenecía a la familia Medrano.

Un cautiverio de cuatro meses que le hizo recordar por todo lo que había pasado cuando fue apresado en Argel, donde las pesadillas y sueños extraños le visitaban cada noche. Quizá por ese motivo no quería recordar el lugar donde se encontraba.

Con un pasado difícil, cambios de residencia que le imposibilitaron tener estudios académicos superiores y con la historia de su abuelo, quien trabajó para la Inquisición. Su propia historia le perseguía y es que no podemos pasar por alto el lado más oscuro de su vida.

Muchos investigadores y estudiosos apuntan que Cervantes nació en el seno de una familia judío conversa, que por razones obvias tuvieron que convertirse al cristianismo, incluso trabajando para altos cargos eclesiásticos, y lo hacían con el único objetivo de sobrevivir y no ser desterrados.

Se han encontrado evidencias de esta afirmación en los hallazgos de sinagogas clandestinas en tierras zamoranas, lugar donde vivió esta familia y posible lugar de nacimiento del autor. Hay quien encuentra similitudes de las costumbres judías en su obra: en historias de cómo debe de ser un matrimonio, al ritual de lavarse los pies, el no comer cerdo a no ser que pudiera ser descubierto. Cervantes se burla de la Inquisición, del culto a los santos, de los milagros, en resumen de todo lo relacionado a la Iglesia.

Tanto era su inquina de borrar su pasado y origen que lo intentó sin cesar en su empeño. Y lo hizo porque fue el motivo de que no pudiera ir a las Indias, de que no lo ascendieran en su carrera militar y que sólo tuviera profesiones de judíos como la de recaudador.

Su personaje, Don Quijote, en muchas ocasiones y durante toda la obra es víctima de insultos, humillaciones, y terribles palizas, acciones por las que los judíos y los conversos sufrían sin parar. Una vez más nos encontramos con esos motivos por los que quería borrar todo aquello.

Incluso hay quien apoya la teoría de que al nombrar la Mancha hace una clara referencia al origen «manchado» de su linaje y de su pueblo, que significaría no ser un cristiano viejo, un cristiano de manual. Hablaría de una mancha en su origen, en su familia y no de una zona específica. Una vida llena de curiosidades que se dan incluso a la hora de su muerte, quien aseguraba haber coincidido con la de Shakespeare.

Sin olvidarnos de la pasión que sentía por la cábala, la interpretación mística y alegórica del Antiguo Testamento, propia de la tradición judía que pretende revelar un saber oculto acerca de Dios y del mundo asociado estrechamente al pensamiento esotérico. Un conocimiento que fue ocultado sabiamente en su obra lleno de símbolos y segundas lecturas, lo que hizo que su obra no fuera pasto de las llamas.

Y no solo el Quijote, en aquella época era común que toda aquella obra que reflejara el más mínimo conocimiento fuera de lo estipulado era devorado por el fuego, lecturas llenas de enigmas o de blasfemias, todos obras judías y muchas más eran detalladas en los libros de la Inquisición, quienes hacían una lista donde se enumeraban, libros que no debían de imprimirse jamás.

Pero lo curioso es que el Quijote es el único libro que aún con mensajes cifrados y doctrinas prohibidas se salvó de ser quemado gracias a esos mensajes ocultos, algo curioso porque muchos teatros de diferentes ciudades con el nombre de Cervantes han sido lamentablemente en alguna ocasión destruidos por incendios sin saber en muchos de los casos su origen.

Teatros donde los fenómenos paranormales parecen manifestarse con apariciones, sombras, sonidos de pasos y que han sido captados por grabadoras. Incluso en la Cueva de Medrano se produjo un incendio en uno de los aniversarios de su muerte.

Un sin fin de circunstancias que nos dan que pensar, lugares en los que quizá Cervantes demanda atención, como cuando creímos encontrar su tumba, otro de los misterios, ya que él pidió ser enterrado en la iglesia del convento de las Trinitarias Descalzas, ubicado en el barrio de las letras de Madrid, ya que habían sido los que le rescataron en Argel, pero como podéis imaginar la conclusión no fue definitiva y los restos podrían corresponder al escritor o no.

Un sin fin de enigmas y misterios sin resolver, un viaje apasionante emprendido por un personaje más misterioso aún si cabe. Lugares y escenarios de la Mancha que nos hacen pensar que no fueron elegidos al azar, y que quizá deberíamos estar tan locos como Don Quijote para poder entender el significado total de su obra.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?