Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 21 de Enero de 2020

Otras localidades

Once años de pena de banquillo

Eva Domaika pone la lupa en el próximo juicio por los grafitos de Iruña-Veleia

En cuestión de arte, de descubrimientos, los alaveses somos muy escépticos. Tenemos decepciones frescas todavía, para serlo. La primera, en 1991: la cueva de Zubialde, la llamaron la capilla sixtina de la prehistoria, con pinturas rupestres de mamuts y rinocerontes. Unos arqueólogos ingleses solo viendo unas fotos nos pusieron en nuestro sitio. Todo acabó siendo bastante chabacano: se descubrieron hasta hilos de estropajo en las pinturas. Su descubridor, Serafín Ruiz, fue condenado a devolver los doce millones de pesetas que cobró de la Diputación.

El segundo hallazgo de talla mundial fue el de Iruña-Veleia en 2006. El director del yacimientoi, Eliseo Gil, y su equipo descubrieron unos grafitos con inscripciones en euskera siete siglos antes que las glosas emilianenses y la representación del Calvario más antigua del mundo. Los hallazgos fueron cuestionados y una comision de expertos concluyó que las piezas mas relevantes habian sido manipuladas.

El próximo 3 de febrero, la Justicia determinará si fue así. Once años después. Probablemente la instrucción más larga de la historia de Euskadi. Así, que no seré yo quien en un minuto condene a Gil. Aunque en este caso ya está sufriendo una condena. Once años esperando, desprestigiado, estigmatizado y sin trabajo. La pena del banquillo, la llaman. Si es culpable, que le juzguen y pague. Pero nadie se merece esta espera.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?