Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

La herencia envenenada que el PP deja al Consejero Ángel Garrido

El nuevo Consejero de Transportes se ha encontrado con un sorpresa inesperada, su departamento tiene que afrontar el pago de 7 millones de euros de una condena contra la Dirección General de Carreteras por el retaso en las obras de la carretera M-206

El expresidente madrileño, Ignacio González durante la inauguración de la M-206 /

Meses antes de abandonar la Consejería de Transportes, Rosalía Gonzalo (PP) dejó firmada una orden de pago, a la que ha tenido acceso la SER, donde da instrucciones para que la Consejería de Transportes abone los casi 7 millones de euros que debe pagar en cumplimiento de una sentencia dictada por el juzgado de primera instancia Nº47 de Madrid (mayor 2018) que condenó a la Dirección General de Carreteras de la Comunidad de Madrid por el retraso en las obras de la carretera M-206.

Orden de pago para para pagar la condena contra la Dirección General de Carreteras por el retraso en las obras de la M-206 / Cadena SER

El nuevo Consejero de Transportes, Ángel Garrido (ahora en Ciudadanos) se ha encontrado con esa inesperada sorpresa, su departamento tiene que afrontar ahora esa multa millonaria que se tenía que haber pagado hace 5 meses.

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha dado los primeros pasos para saldar la condena. Este pasado martes, el Consejo de Gobierno dio orden de pagar, al menos, los 6.7 millones de euros en cumplimiento del auto Nº 47 de 3 de abril de 2019 de ejecución provisional de la sentencia. Pero queda más por abonar.

Condenada por retraso en las obras

En 2009, el consejero de Transportes, José Ignacio Echevarría (imputado en el caso Púnica) adjudicó las obras de construcción de la duplicación de la carretera M-206 (el tramo que une Torrejón de Ardoz con Loeches) a la Unión Temporal de Empresas Corsan Corviam Construcción, S.A. - Comsa, S.A., por un importe de 34.414.210,82 euros IVA no incluido. El plazo ejecución era de 16 meses, pero la obra se alargó durante varios años. El certificado final de obras tardó en llegar seis años. En ese tiempo, la Dirección General de Carreteras "suspendió temporalmente el contrato" y "el desarrollo de las obras se vio afectado por cuatro prórrogas", apunta el juez en la sentencia a la que ha tenido acceso la SER.

Las constructoras llevaron el asunto a los tribunales, reclamaron a la Comunidad de Madrid el pago de 16.2 millones de euros por daños y perjuicios que les generó los retrasos de esas obras. La justicia, ahora, da la razón "parcialmente" a los afectados.

El juez condena a la Dirección General de Carreteras de la Consejería de Transportes al pago de casi 6'7 millones de euros por los retrasos en el pago de las obras y por los intereses. Además, la Comunidad también debe pagar  otros 220.975 euros en costas. La Comunidad está obligada a asumir este parte de la condena porque se trata de orden judicial de ejecución provisional.

Pero la sentencia - que no es firme- también obliga a la Comunidad de de Madrid a pagar otros 113.938 euros para afrontar los gastos financieros y de pólizas de seguros de las constructoras afectadas y otros 126.967 euros por los "daños" derivados de la decisión de la Comunidad de Madrid de no retirar los postes eléctricos que afectaba a este tramo. Según la sentencia en los planos de proyecto se preveía la "retirada y construcción" de una nueva línea de alta tensión. La Consejería de Transportes también se retrasó en la retirada de esos postes, aquella demora generó unos "sobrecostes" para las constructoras, admite el juez. La Consjería de Transportes no ha dado orden de pagar estas cantidades porque esa sentencia está recurrida.

Fuentes de la Consejería de Transportes aseguran a la SER que "se trata de una decisión judicial derivada de un contrato firmado hace más de 10 años y que, por tanto, es responsabilidad de un gobierno anterior. Al tratarse de un auto judicial firme, la Comunidad de Madrid cumple la orden ejecución provisional de la sentencia y lo hacemos en los propios términos en los que ha sido dictada por el juzgado.En todo caso, conviene recordar que la sentencia no es firme".

M-206, una carretera de la era González

En julio de 2013, el expresidente Ignacio González (investigado en el caso Lezo) inauguró la carretera M-206. Pero fue el Gobierno de Esperanza Aguirre (imputada también en el caso Púnica) quien diseñó aquel proyecto. La carretera M-206 “mejoraría la seguridad de los desplazamientos de los 33.116 vehículos que circulan al día por este tramo”, argumentó en su momento la Consejería de Transportes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?