Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 13 de Octubre de 2019

Otras localidades

Impresentable

Lorena Álvarez ha sido clara y contundente. La presidenta de la Asociación Alzheimer Canarias lo puede decir más alto pero no más claro. No puede ser que a finales del mes de Septiembre el gobierno de Canarias no haya resuelto la orden de subvenciones correspondiente al año 2019 que está finalizando. Es decir que las organizaciones del tercer sector, asociaciones y ongs, han tenido que hacer un año más, encajes de bolillos y sacar de donde no hay para poder mantener los servicios que desarrollan.

 

Alzheimer Canarias, es la asociación de familiares de estos enfermos de Gran Canaria, ellos atienden a una parte de los enfermos y a sus familiares, tienen centro de día y cerca de 100 profesionales. Ellos y el servicio público directo de la administración no llegan ni al 20% de los afectados y con un gran esfuerzo por parte de las asociaciones.

 

Es conocido que el gobierno de Canarias, los cabildos y los ayuntamientos, no cubren con los servicios sociales a todas las personas mayores y dependientes de forma directa y tampoco indirecta. Las ongs suplen parcialmente un trabajo que deben realizar desde la administración pública y ya lo peor es que ni siquiera pagan en tiempo y forma los servicios que realizan otros de forma altruista. Es un escándalo que se repite en el tiempo y no es nuevo. Está muy bien que se haya aprobado una nueva ley de servicios sociales en las islas, aunque fuera de forma tardía, mientras se está pendiente de otra para el tercer sector, pero es de mínimos pagarle pronto y no es cuestión de dinero, es de gestión. Ahora los nuevos gestores tendrán que espabilar, si quieren cambiar las cosas.

 

¿Cómo se pueden mantener las ongs durante todo este tiempo, cerca de un año sin cobrar?. El caso de la de Alzheimer que es parecido a otras, lo consiguen pidiendo con cuestaciones, este sábado es el día mundial y el viernes los verán por la calle solicitando la ayuda de la gente, también pidiendo a las empresas, con las cuotas de socios y también renegociando con los bancos, algo que les produce un gasto innecesario.

 

En Canarias se tardan hasta cinco años en recibir las ayudas o servicios de la ley de Dependencia y casi un año en pagar las subvenciones a las ongs, esto se mire como se mire, es simplemente impresentable.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?