Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

La hija de Lucía Garrido dice que su padre las amenazaba para que dejaran la vivienda

Acusados en el juicio por el homicidio de la mujer Lucía Garrido, que fue hallada sin vida en 2008 en la finca en la que residía de Alhaurín de la Torre / ()

Juicio por el asesinato de Lucía Garrido en abril de 2008. La mujer de 35 años fue hallada muerta flotando en la piscina de la finca Los Naranjos en Alhaurín de la Torre.

Cuatro acusados, entre ellos su expareja Manuel Alonso, dos Guardias Civiles y el presunto autor material del asesinato.

Este jueves segunda jornada del juicio. Los investigadores han vuelto a señalar como inductor del asesinato a Manuel Alonso. Asegura que el día que Lucía fue asesinada él se preocupó de tener una coartada que lo situara muy lejos del escenario del crimen. De forma exagerada y contando a todo el que se cruzaba ese día que se iba a Cádiz. Lo hizo en compañía de su actual pareja, guardó los tickets del peaje, se preocupó de repostar en una gasolinera donde se esforzó porque la cámara le grabara un primer plano, se entrevistó sorpresivamente con gente que no lo esperaba y a quien extrañó la visita, un montaje que incrementó las sospechas de la Guardia Civil que ya lo tenía fijado en su objetivo por las múltiples denuncias por malos tratos que Lucía puso contra él desde la separación de la pareja en 2007. A ello dicen los investigadores se sumó que Manuel Alonso convirtió en un infierno la vida de Lucía Garrido.

Y todo en la jornada en la que ha declarado la hija de la pareja. Tenía 13 años cuando Lucía fue asesinada. Detrás de un biombo, entre llantos y sollozos ha ratificado que Manuel Alonso les hacía la vida imposible. Las amenazaba, coaccionaba, insultaba y todo para que dejaran de vivir en la casa de la finca que el juez les había otorgado en la separación. Manuel les hizo pasar un infierno, les cortó la luz, el agua, les quitó el coche, metió una familia a vivir, puso la finca a la venta y retiró los perros que custodiaban la parcela, lo hizo apenas una semana antes del asesinato de Lucía Garrido.

La víctima lo sabía, se sentía amenazada, sabía que todo era para que dejaran la casa, la sensación era tal que Lucía dejó todo listo ante la posibilidad de morir, tanto es así que advirtió que si le pasaba algo era porque Manuel Alonso estaba detrás de todo, poco antes de fallecer le dijo a su hija:" Prepárate para cualquier cosa".

La hija ha relatado además los maltratos psicológicos a las que fue sometida por su padre.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?