Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La Sargento que denunció acoso: "el estrés y el miedo eran insoportables"

La voz de la Sargento Jefa del Seprona de Lanzarote que denunció a los mandos de la Guardia Civil suena en la SER

Gloria Moreno, Sargento del Servicio de Protección de la Naturaleza de Lanzarote /

Gloria Moreno adquirió popularidad tras capturar a los autores de la caza furtiva de pardelas, una especie protegida, en el islote de Alegranza, un Parque Natural. En mayo, diez de los acusados fueron condenados como autores de un delito contra la ordenación y el medio ambiente en su modalidad de protección a la fauna. Moreno ha sido reconocida por su labor por diferentes colectivos animalistas. Lejos de premiarla, la Guardia Civil le ha abierto seis expedientes disciplinarios en los últimos dos años, reabriendo dos de ellos. Ninguno de esos expedientes ha acabado en sanción. Fue en 2016 cuando se hizo público su caso. En una extensa entrevista en SER Lanzarote, la Sargento del Seprona detalla el supuesto acoso del que ha sido víctima: "No se cómo han podido hacer informes que no se ajustaban a la realidad, emitir resoluciones sancionadoras que después han sido echadas abajo por el Tribunal Militar. No lo entiendo, no sé qué habrá en mi persona o en mi forma de trabajar para que se hayan expuesto de esa forma", explica la Sargento.

La Plataforma en defensa de Gloria Moreno y su abogada, María Jesús Díaz Veiga, sostienen que las personas que Moreno capturó en Alegranza eran conocidas y poderosas en Lanzarote, lo que consideran la causa del supuesto acoso que sufre la Sargento. De hecho, Moreno ha presentado una querella contra el exjefe de la Guardia Civl en las Palmas, Ricardo Arranz, y contra el ex Capitán Germán García, a los que acusa de un delito de prevaricación, por sancionarla a sabiendas de la injusticia que estaban cometiendo. "Se ha construido un castillo de naipes convirtiendo hechos insignificantes e incluso falsos en faltas disciplinarias o delitos, ¿eso es acoso? Eso es lo que estamos valorando y lo que pondremos en conocimiento de La Justicia", explica Moreno.

"El nivel de estrés y de miedo era tan alto que era insoportable. Me quitaron el sueño, cuando una persona no duerme durante un largo periodo sufre daños. Es una situación que no todo el mundo puede sobrevivir a ella", lamenta la Sargento en la SER. "La desacreditación en grupos de Whatsapp, como el de Jusapol, que lucha contra la discriminación salarial. En ese grupo se pidieron firmas contra mi abogando por la profesionalidad y honorabilidad de los compañeros del destacamento y pidiendo a la gente y a los medios de comunicación que se apartaran de mi caso hasta que se instruyeran los expedientes", explica Moreno.

La Sargento considera que su caso es la punta del iceberg: "Tengo conocimiento de compañeras que han pasado por situaciones similiares, personas incómodas, primero empieza una situación hostil, luego los expedientes, la intensidad va siempre en aumento", explica Moreno. "Esto, ¿qué busca? O que te vayas tú por tus propios medios o que el Director General de la Guardia Civil te acabe cesando en el destino e incluso... a veces no se llega a eso y el guardia en cuestión decide tomar otra decisión, como es el suicidio", añade.

Algunos de los furtivos capturados en la operación de Alegranza fueron sorprendidos dos días después fardando hachís algo más al sur

La Sargento del SEPRONA de Lanzarote capturó en 2015 a 18 personas en el Islote de Alegranza cocinando y comiéndose crías de pardela cenicienta, una especie amenazada en un Parque Natural protegido. Su intervención frustró la estancia en Alegranza de los furtivos. Dos días más tarde, algo más al sur, dos de ellos fueron capturados fardando cuarenta kilos de hachís. "La operación de Alegranza se hizo el ocho de septiembre, los pardeleros condenados por un delito contra la flora y la fauna tenían autorización para fondear en Alegranza hasta el día doce. El día ocho, cuando intervenimos, lógicamente tienen que abandonar Alegranza. Este alijo de hachís se produce el día diez, probablemente el día nueve, por personas que habían sido identificadas por nosotros el día ocho en Alegranza y que iban a estar allí con total probabilidad hasta el día doce. Dejo a criterio de las personas que me están oyendo si esto tiene relación o no", llega a decir la Sargento del Seprona.

Moreno está acusada de un delito de falsedad en documento oficial por denunciar un supuesto chivatazo por parte de un agente de la Guardia Civil, que avisó a los furtivos de que Gloria les pisaba los pies

"Yo emití ese informe en cumplimiento de mi obligación como Guardia Civil, tenía esa obligación", explica la Sargento, que defiende su inocencia. El periodista Sergio Calleja grabó y depositó en el juzgado un documento en el que Enrique Jordán, uno de los propietarios de Alegranza, confirma que existe un chivato en la Guarcia Civil que efectivamente, alertó a los furtivos. Sin embargo, la Guardia Civil no se ha pronunciado al respecto. Tampoco existen declaraciones acerca del supuesto acoso al que ha sido sometida Gloria Moreno por parte de los mandos, a excepción de la respuesta del exjefe de la Guardia Civl en las Palmas, Ricardo Arranz, al periodista Evaristo Quintana en las que Arranz asegura que Moreno hizo "un buen trabajo" en Alegranza, pero se niegó a contestar al resto de preguntas alegando que se trata de un caso sub iudice. La Guardia Civil no ha respondido a ninguna de las peticiones de declaraciones acerca del caso de Gloria Moreno que la SER ha efectuado a lo largo de estos años.

Fe de errores


 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?