Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Echávarri llega a la Audiencia sin hacer declaraciones para ser juzgado por el presunto fraccionamiento de contratos

El exalcalde de Alicante se ha limitado a decir que "por una decisión personal" no va a hacer comentarios "ni a la entrada, ni a la salida, ni al acabar el pleito"

GRAFCVA8102. ALICANTE, El exalcalde de Alicante Gabriel Echávarri (c) llega a la Audiencia Provincial acompañado de sus abogados para la celebración del juicio del Caso Comercio. / ()

Poco antes de las diez de la mañana y sin hacer declaraciones llegaba el exalcalde socialista Gabriel Echávarri a la Audiencia Provincial de Alicante, donde comienza el juicio contra él y sus exasesores Lalo Díez y Pedro De Gea por el presunto fraccionamiento de contratos en el área de Comercio en 2016.

A su llegada a los juzgados, Echávarri se ha limitado a señalar que "por una decisión personal" no va a hacer comentarios "ni a la entrada, ni a la salida, ni tampoco al acabar el pleito". El exalcalde ha agradecido a los medios de comunicación "su cobertura" y ha entrado en la sede judicial, donde está previsto que declaren este lunes los tres acusados.

Tampoco han realizado declaraciones los otros dos acusados, Lalo Díez y Pedro de Gea, que llegaban quince minutos antes que el exalcalde. En las puertas de la Audiencia se ha concentrado un pequeño grupo de personas con mensajes de ánimo para los procesados.

Los tres procesados, Gabriel Echávarri, Lalo Díez y Pedro de Gea, en el banquillo de los acusados / Radio Alicante

El fiscal acusa a Echávarri de un delito continuado de prevaricación administrativa por la adjudicación directa de hasta 25 contratos menores por 189.000 euros cuando también dirigía esta área en Alicante.

Todos esos contratos, relacionados entre sí, se tramitaron entre noviembre y diciembre de 2016 con motivo del lanzamiento de una campaña de promoción del comercio local, una gala de premios y mejoras en la señalización de los mercados municipales.

Fue el Partido Popular el que denunció los hechos en 2017, aunque hace dos semanas que los populares renunciaron a ejercer la acusación, por lo que el proceso sigue adelante mediante la acusación del ministerio fiscal.

Anticorrupción solicita para cada uno de los acusados, diez años de inhabilitación para el desempeño de un cargo público.

El juicio se desarrollará en cinco sesiones y están citados a declarar 25 testigos entre los que se encuentra el actual alcalde, Luis Barcala.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?