Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 20 de Febrero de 2020

Otras localidades

Sánchez a Rivera: "El pánico hace milagros"

Pedro Sánchez defiende el Estatuto de Autonomía de Gernika con o sin el PNV

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se ha comprometido a que si hay una crisis económica en el futuro, "a diferencia de lo que hizo el PP, el reparto de la carga será justo", sin recortes en el Estado del Bienestar ni subida de impuestos a la clase trabajadora.

El dirigente socialista ha tomado parte en Barakaldo (Bizkaia) en el acto de proclamación de la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, como candidata a lehendakari en las elecciones vascas previstas en 2020. En su intervención, Sánchez ha indicado que los socialistas si hay crisis "no vamos a recortar el Estado de Bienestar ni a subir los impuestos a la clase trabajadora como hizo el PP". Además, "mientras recortaban y subían los impuestos -ha añadido- robaban con las comisiones irregulares para financiar irregularmente a su partido".

El candidato socialista también ha señalado que si tras el 10-N hay un gobierno progresista, los socialistas derogarán la reforma laboral y aprobarán un nuevo Estatuto de los Trabajadores. Ha reiterado a la derecha, tras "levantar" ayer el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, el "castigo" al PSOE de no pactar con ellos, que no busca su apoyo, aunque le ha pedido que "respete" el resultado electoral y deje gobernar a la lista más votada.

El candidato socialista ha asegurado que es compromiso del Gobierno, dependa o no del PNV tras las elecciones, "desarrollar y cumplir el Estatuto de Gernika y reforzar el autogobierno de Euskadi". "Porque esa es nuestra bandera: la España autonómica", frente a la apuesta de la derecha de "recentralizar" competencias, ha afirmado Sánchez, quien ha asegurado que la socialdemocracia está con el autogobierno vasco, la foralidad de Navarra, la convivencia y la defensa de la Constitución. "Somos -ha añadido- el partido que garantiza la estabilidad, la gobernabilidad y que España avance" hacia "la justicia social, la ejemplaridad y la convivencia".

El dirigente socialista ha asegurado que "siempre" va a "ayudar" a Euskadi" y ha señalado que a Cataluña y Euskadi las une "la aportación" de los socialistas y su apuesta por "la convivencia, la tolerancia y la unidad desde la diversidad".

Sánchez ha afirmado que se va a "superar la crisis de convivencia que sufre Cataluña" y ha indicado que se va a hacer "con ley y diálogo. Primero la ley y luego el diálogo", ha reiterado. Ha censurado que los independentistas digan que España es "como una dictadura" cuando gracias al Partido Socialista "vamos a cerrar muy pronto el mausoleo dedicado al dictador", ha indicado.

El candidato ha censurado el discurso "ultraderechista" de la derecha en este asunto: "¡Ya habéis visto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, tan joven y tan ultra", ha dicho.

Entre los compromisos que ha adquirido, Sánchez ha apostado en materia educativa por derogar la Lomce, promover un pacto de Estado para la educación y aumentar las becas para los jóvenes. También ha garantizado la revalorización de las pensiones y ha prometido planes de vivienda para jóvenes si gobierna tras el 11-N.

En materia de igualdad, ha dicho que a los socialistas les encontrarán enfrente "aquellos que banalizan la violencia contra la mujer y la desigualdad que sufren las mujeres". Sánchez ha abogado también por una transición ecológica y ha asegurado que el Gobierno va a apoyar y crear oportunidades para los sectores y trabajadores que se vean damnificados por ella y ha apostado por defender el sector agroalimentario "ante cualquier tipo de atropello arancelario que plantee EEUU".

El candidato ha vuelto a criticar al líder de Podemos, Pablo Iglesias, por sacar "el trampantojo de la gran coalición" del PSOE con la derecha, que, según ha indicado, "esconde" el día de las elecciones, volviendo "a impedir que haya un gobierno socialista". También ha censurado el "bloqueo" desde la derecha, de la que ha dicho que "cuando puede sumar, suma con la ultraderecha para gobernar; cuando no puede gobernar, bloquea; y cuando gobierna, recorta derechos y libertades y se embolsa unas cuantas comisiones".

Idoia Mendia: "Nosotros a lo nuestro"

La secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, ha afirmado que el PSE-EE es el "arquitecto de la Euskadi social en una España plural" y que quiere "seguir siendo la red de seguridad que necesita Euskadi" y que "reclama" la ciudadanía. Mendia ha realizado estas declaraciones en un acto político en Barakaldo, que ha cerrado el candidato y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y donde la secretaria general del PSE-EE ha sido proclamada candidata a lehendakari en las elecciones vascas previstas para 2020.

En su discurso, ha agradecido a Pedro Sánchez su compromiso con el proyecto del PSE-EE que "ambiciona liderar Euskadi" y tras indicar que los vascos quisieron en abril que Sánchez fuera presidente, ha asegurado que "nos volcaremos también en noviembre" para que vuelva a serlo. Ha destacado que los socialistas han logrado romper "con la resignación" y con "los bloques monolíticos" en una Euskadi que "necesitaba romper las trincheras" y ha asegurado que el PSE-EE es el único que puede "preservar la pluralidad y la convivencia y garantizar las políticas que construyen la Euskadi social".

Para Mendia, el PSE es "garantía de estabilidad" y "la garantía de que todo el bienestar alcanzado en los últimos 40 años de autogobierno no se vaya por el barranco", por lo que ha considerado que su partido se ha convertido en "la red de seguridad de los vascos" y "la red que reclama la gente". "Somos acuerdo, somos convivencia, somos pluralidad. Somos el partido arquitecto de la Euskadi social en una España plural. Sin complejos. Sin expedir carnés de nada. ¡Ése es el lugar en el que los vascos y las vascas se sienten seguros!", ha afirmado la dirigente socialista y candidata a lehendakari.

Cadena SER

Ha señalado que lo que quiere "la mayoría social vasca" y lo que ofrece su partido es "la Euskadi de quienes no pierden el tiempo en el siglo XIX" y están "ocupados en sacar a sus familias adelante, en este siglo XXI" porque "ponerse fronteras" y "hurgar en las esencias" como "proponen los nacionalismos, es fuente de problemas".

La candidata ha manifestado que mientras "otros andan buscándose a sí mismos, intentando saber quiénes son, de dónde vienen y a dónde quieren llegar", los socialistas tienen "el trabajo hecho" y saben que quieren "seguir siendo la red de seguridad que necesita Euskadi" para "resolver los problemas de la gente" y "ofrecer soluciones".

Mendia ha destacado el "vértigo" que sintió cuando se puso al frente del PSE-EE y en un momento en el que los socialistas trataban de "recuperar" su sitio y "todos daban por agotado a nuestro partido, mientras otros prometían los cielos y parecía que venían a salvar al mundo". Ha señalado que desde que asumió el liderazgo se ha logrado "dar la vuelta al destino que nos habían escrito" y "sobre todo" a "la política vasca" y que el PSE "ha sacudido a Euskadi del letargo", y ha asegurado que vuelve a asumir el "reto" de ser candidata a lehendakari.

La dirigente socialista ha destacado el aumento de votos recibidos en las pasadas elecciones y lo ha atribuido a que los vascos "entienden que somos la izquierda que sabe gobernar" y la izquierda "reconocible" y "fiable para blindar el espacio de derechos y libertades que hemos ido reconquistando".

Ha considerado que el PSE-EE "ha vuelto a ser la referencia fundamental para los progresistas de Euskadi" y que debe responder a "las esperanzas de una mayoría social vasca que nos dice que quiere estabilidad y serenidad" y que "nos ocupemos de sus urgencias". "Una gran mayoría social que no pierde muchas energías en definir sus sentimientos ni sus identidades, sino que simplemente las vive. Ése es nuestro espacio natural. El de la izquierda que resuelve, no la que revuelve", ha afirmado. Además, ha defendido la "dignidad" que mantuvieron los socialistas "frente al terror" de ETA y ha reclamado que nadie les dé "ni media lección de cómo pactar, aprobar y defender una Constitución y un Estatuto".

Ha destacado que el PSE-EE hace "posible" lo que "a otros les parece imposible" y ha puesto como ejemplo el fin de ETA, el Gobierno socialista de Patxi López y que en Navarra "se rompiera la dinámica de bloques: o nacionalismo foralista o nacionalismo vasco" con María Chivite al frente de "un Gobierno plural".

Por ello, ha señalado que los socialistas vascos se disponen ahora a "seguir haciendo posible lo necesario, seguir haciendo posible lo que a algunos les parece imposible: liderar Ajuria Enea" y ha asegurado que está "en esa tarea" para "seguir rompiendo inercias". 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?