Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

Riesgo de sequía en la margen izquierda del Ebro

Esta semana se ha cerrado en año hidrológico con las reservas de agua en los embalses 10 puntos por debajo de la media.La Confederación Hidrográfica del Ebro llama a la calma y recuerda que estas oscilaciones son naturales, a la espera de la llegada de lluvias y nieves para paliar la escasez

El embalse de La Tranquera, en una imagen de archivo /

El año hidrológico se ha cerrado esta semana con alerta de sequía en la margen izquierda de la cuenca de Ebro. El volumen de agua embalsada es esta semana de 3.700 hectómetros cúbicos, un 48%, es decir, por debajo de la media de los últimos 5 años y frente a los casi 5.000 hectómetros cúbicos, un 65% del año pasado. La escasez de lluvia y nieve ha influido en esta situación negativa y los embalses están por debajo del año pasado. Sin embargo, está dentro de la normalidad y de las oscilaciones naturales de la cuenca.

La fotografía es completamente diferente al año anterior: 2018 fue especialmente húmedo y dejó los sistemas de regadío con buenas reservas de agua en estas mismas fechas. Sin embargo, la casi ausencia de lluvias modificó este punto de partida conforme avanzaban los meses "y cambió la tendencia", explica Marisa Moreno, jefa de Hidrología de la Confederación Hidrográfica del Ebro, "porque no se registraban las aportaciones necesarias para alcanzar el año promedio".

Tras el estiaje, los abastecimientos y las campañas de riego, la situación a 1 de octubre es de "10 puntos menos que el promedio esperado en estas fechas, de un 55%", una diferencia todavía más abultada si se compara con el año anterior, un 65% de la capacidad total.

La margen izquierda, la más perjudicada

Esta alerta de sequía incide más en la margen izquierda, algo que no es habitual en la cuenca del Ebro. Ramón Lúquez, jefe de Explotación del organismo de cuenca, señala que "va empeorando de este a oeste", es decir, "Bardenas, con el embalse de Yesa, está en peor situación; Riegos de Alto Aragón está en una situación muy similar, aunque ha terminado la campaña de riego sin apenas restricción y en el Canal de Aragón y Cataluña, el embalse de Barasona también está bastante bajo pero Santa Ana aún conserva reservas".

En la cara de la moneda, la margen derecha, a diferencia de años anteriores. "Están en mejor situación, especialmente en el Jalón, con el embalse de La Tranquera en un 50% y también en el Guadalope", a pesar de las obras en Santolea, "y los embalses de Calanda y Caspe están en una situación buena".

Calma: todo puede cambiar en cuestión de días

Las campañas, no obstante, se han podido completar con normalidad, pero ha habido que hacer ajustes en los sistemas de riego. Ahora, hay que esperar a que lleguen lluvias en otoño y nieves en invierno, "que las aportaciones sean importantes, para poder recuperar estos déficits, que son importantes - como en Yesa, La Sotonera y Mediano - de cara a tener una campaña de riego aceptable para el año que viene", apunta. "Es posible" porque "estadísticamente los ríos del Pirineo pueden dar esas aportaciones de media pero sí que partimos con un déficit, en cada uno de estos sistemas, de 100 hectómetros cúbicos".

Con esta fotografía, desde Confederación, llaman a la calma. "Está dentro de la normalidad", resalta la jefa de Hidrología, Marisa Moreno. "No hay que lanzar mensajes alarmistas sino que la oscilación es natural". Es más, "esta situación puede dar la vuelta en una semana perfectamente".

Además, 2018 - 2019 ha sido el quinto año con menos aportaciones del Ebro hasta Zaragoza en los últimos 20: han sido 4.355 hectómetros cúbicos frente a los 6.400 de media, es decir, un 30 % menos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?