Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 24 de Octubre de 2019

Otras localidades

Un dron para introducir drogas y móviles en la cárcel de Valdemoro

Los funcionarios descubrieron como un dron dejó de madrugada un paquete con droga y móviles. Es la tercera vez que detectan drones

Imágen de una parte del Centro Penitenciario Madrid III en el término municipal de Valdemoro. /

Eran las cuatro de la madrugada del pasado sábado cuando un funcionario de servicio en el módulo 9 del Centro Penitenciario Madrid III, en el término municipal de Valdemoro, escuchó un ruido extraño en el patio de la cárcel y un fuerte golpe. La sorpresa fue mayor cuando comprobó que un dron se alejaba del recinto tras dejar dos misteriosos paquetes. Tras avisar al resto de compañeros de servicio y acudir al patio en cuestión se encontraron con que contenían dos móviles de última generación, dos cargadores, un conector USB, una bola de hachís y otra de polen, además de cuatro paquetes con cinco bellotas de hachís cada uno, según ha informado la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias, Acaip

Los móviles tenían la pantalla rota al tener mala protección, lo que hace pensar a los funcionarios que el paquete se desprendió del dron al intentar acercarse a una de las celdas. Esta es la tercera vez, en los últimos meses, que se detectan drones durante la noche en los patios de esta prisión, según indica Jerónimo Martín, miembro del sindicato Acaip en el Centro Penitenciario de Valdemoro.

Martín se queja de que no se hayan tomado medidas al respecto con inhibidores de drones o 'cazadrones' que ya se emplean, por ejemplo en los aeropuertos. "Aquí no se quiere hacer nada, no lo entiendo". Por eso, no duda en decir que hay cierta "desidia", sobre todo, entre los mandos intermedios responsables.

El sindicato Acaip, insiste en que se utilicen los medios medios tecnológicos necesarios para evitar la entrada de drones que ponen en peligro“la seguridad de los establecimientos penitenciarios, la reeducación y reinserción de los internos”. La entrada de estupefacientes, recuerdan, es “el mayor obstáculo para reeducar e insertar”, de hecho, muchas de las agresiones se producen como consecuencia del ‘trapicheo’ de drogas.

El centro penitenciario Madrid III se encuentra en el kilómetro 4,5 de la carretera de Pinto a San Martín de la Vega, en término municipal de Valdemoro.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?