Últimas noticias Hemeroteca

, 30 de de 2020

Otras localidades

SER 3.0

El paciente del siglo XXI: la transformación digital de la salud

¿Qué cambios puede sufrir nuestro sistema sanitario? ¿En qué consistirá la transformación digital de la sanidad? ¿Qué consecuencias tendrá? ¿Qué tecnologías serán las que más nos puedan ayudar?

La salud es fundamental para todos y nuestro sistema sanitario, a pesar de estar muy bien considerado en Europa, está sufriendo un claro retroceso en los últimos años. Quizá lo peor de todo sea que el modelo actual, que tanto ha ayudado a crear y mantener nuestra estimada sociedad del bienestar, ya no resulta sostenible en el tiempo.

Sea cual sea el nuevo modelo, es seguro que se tendrá que basar ampliamente en la incorporación y el aprovechamiento de los nuevos avances tecnológicos. A pesar de la evidencia, la realidad nos dice que no estamos siendo capaces de lograr los beneficios esperados. Aunque esto se debe a la confluencia de muchos factores, uno de los que más llama la atención es que sea la propia Administración y los propios profesionales de la salud los que estén frenando el proceso, sobre todo porque lo perciben como una amenaza, en lugar de entenderlo como una gran oportunidad.

Los necesarios cambios afectarán a toda la estructura y organización del sistema sanitario, pero también afectarán notablemente al rol que los ciudadanos jugaremos dentro del mismo, debiendo asumir un papel mucho más protagonista y con muchas más responsabilidades.

Cuanto más analizo este tema, más me reafirmo en lo bien que encaja aquí la filosofía que hay detrás de la célebre frase de John F. Kennedy: “No preguntes qué puede hacer tu país por ti sino qué puedes hacer tú por tu país”. Pues bien, algo parecido deberíamos aplicarnos, tanto los profesionales de la salud como el resto de la ciudadanía. Parafraseando a Kennedy: “No preguntes qué puede hacer tu sistema sanitario por ti sino qué puedes hacer tú por mejorar tu sistema sanitario”.

Si de verdad queremos estar a la altura del momento, debemos comenzar a cuestionarnos muchos aspectos, como qué cambios puede sufrir nuestro sistema sanitario; en qué deberíamos estar dispuestos a cambiar nosotros; en qué consistirá la transformación digital de la sanidad; qué consecuencias tendrá para nuestra salud y nuestro bienestar; qué tecnologías serán las que más nos puedan ayudar; qué deberíamos exigir; cómo podríamos formarnos mejor; en qué deberíamos implicarnos y qué nivel de corresponsabilidad se esperará de cada uno de nosotros.

Nuevamente, muchas son las preguntas abiertas, pero mucho más es lo que hay en juego detrás de las respuestas: ni más ni menos que nuestra salud y nuestro bienestar. Os invitamos una semana más a que escuchéis nuestras reflexiones acerca de todo ello en la parte superior de este artículo y que, si lo deseáis, participéis con vuestras opiniones.

Francisco Maciá es doctor ingeniero en Informática y profesor titular en el Departamento de Tecnología Informática y Computación de la Universidad de Alicante.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?