Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Otras localidades

Loquillo, cómo hemos cambiado

La personificación del rock en España publica un nuevo disco y repasamos una trayectoria de 40 años en lo más alto

Loquillo sigue abanderando la actitud rock and roll con un nuevo disco /

‘El Loco’ se presenta a sí mismo como ‘el último clásico’ en su nuevo disco. Y parte de razón tiene Loquillo, que aunque le queda poco para cumplir 60 años, mantiene la esencia de ese rock and roll que lleva practicando desde hace cuatro décadas. Viajamos por tanto hasta 1981, cuando su poderosa voz y su imponente presencia todavía no estaban del todo pulidas.

Fue en aquella época cuando juntó apresuradamente a un grupo de amigos llamados los Intocables para publicar lo antes posible el álbum por el que habían apostado desde una discográfica. Fueron capaces de componer temas que, aun con cierta bisoñez, han logrado convertirse en clásicos. ‘Esto no es hawai’ era un rock surfero de manual, mientras que ‘Rock and roll star’ se convertía en un tratado de la actitud que iban a adoptar sobre el escenario.

Desde entonces Loquillo ha cultivado una de las mayores imágenes de rocker en nuestro país. La radio fue crucial, como tantas otras veces en aquella década, para impulsar una carrera por la que no todos apostaban y que tuvo su continuación en 1983 cambiando los Intocables por los Trogloditas, que así se quedaron hasta bien entrado el nuevo milenio. Fue entonces cuando publicaron ‘El ritmo del garaje’, que contenía temazos como ‘Cadillac solitario’.

No tardaron en cosechar magníficas críticas por sus actuaciones en Madrid y Barcelona, uniendo sobre el escenario dos movimientos musicales que coincidieron en el tiempo pero lejanos en el espacio. Tras un Ep de consolidación, publican ‘La mafia del baile’ en 1985, donde nace la mítica imagen de Loquillo con traje y camisa de cuello grueso abierta por el pecho.

‘Chanel, cocaína y don Perignon’ se convierte en todo un himno pero también reflejo de la versatilidad musical que estaban adquiriendo, sin encerrarse en facilonas y repetitivas composiciones rock. Cada tema tenía detalles y fraseos propios de profesionales que habían venido para hacer buena música y no únicamente para posar con cara de ‘malotes’. Aunque la polémica no les era ajena, y de hecho un excepcional tema de 1987 todavía persigue a Loquillo.

Musicalmente ‘La mataré’ es una absoluta joya que partió en su composición de rumba para acelerar hasta un rock duro con un sonido cristalino que aupó a lo más alto al disco ‘Mis problemas con las mujeres’. Y problemas les trajo una canción que imaginaba cómo asesinar a la novia del protagonista. La polémica hizo que el cantante desterrara de su catálogo la canción durante una época, aunque después, harto de tener que plegarse a la corrección política, decidió recuperarla. En cualquier caso los Trogloditas se acercaban al cambio de década como referentes de la música rock patria, y lo confirmaron un año después con ‘Morir en primavera’ y magníficos temas como ‘El rompeolas’.

Después de varios cambios en la formación, la banda del Loco reaparece en 1991 con el disco ‘Hombres’, del que a la larga no se extraen himnos tan claros como los de la década anterior, pero donde el poso de la experiencia ya se deja notar en temas tan sólidos como el que daba título al álbum y que no por casualidad se convierte en uno de los más vendidos del grupo.

Durante lo que resta de década la banda compaginó sus discos con álbumes y proyectos en solitario, especialmente los que protagonizaba Loquillo. Pero saltamos diez años adelante y encontramos quizá el último himno de los Trogloditas, ‘Feo, fuerte y formal’, que daba título a su álbum de 2001.

Volvemos a darle al botón de adelantar para saltarnos varias deliciosas colaboraciones y plantarnos en 2008, justo después de los Trogloditas se disolvieran y Loquillo se quedara solo con su nombre en la portada de los discos. El primero de ellos que publicó fue ‘Balmoral’.

Y aunque ya no tenga en la retaguardia el cartel de Trogloditas, el de Barcelona se sabe rodear de algunos de los mejores músicos del panorama nacional para honrar a sus clásicos pero también para visitar el sector de novedades cada ciertos años. Nos despedimos con uno de sus últimos álbumes, de 2012, ‘La nave de los locos’, donde volvía a coger la bandera del rock con temas como ‘El mundo necesita hombres objeto’.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?