Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Contenido patrocinado

Blastocistos genéticamente seleccionados: embarazo más rápido y seguro

La selección embrionaria reduce el número de procedimientos y el riesgo de embarazos múltiples

En los tratamientos de reproducción asistida, la prioridad tanto del equipo médico como de la propia paciente es garantizar la seguridad: conseguir un embarazo lo más normal posible (evitando embarazos de riesgo) con el menor número posible de intentos.

Reproducción Bilbao

Para ello, la selección del embrión que se vaya a transferir es de capital importancia. Uno de los procedimientos habituales de selección es la transferencia de embriones en estadio de blastocisto.

Se conoce así al embrión que ha alcanzado los 5-6 días de vida, que es el tiempo que tarda el embrión fecundado en llegar al útero, y que en el laboratorio se cultiva en incubadores biológicos avanzados. Los blastocistos ofrecen más garantías de implantación que los embriones transferidos en el segundo o tercer día de su desarrollo. Además, una vez desarrollados los blastocistos, la selección ulterior de los mismos mediante un análisis genético (PGT-A) permite optimizar las tasas de embarazo por cada transferencia. Según el doctor Gorka Barrenetxea, fundador y director médico de Reproducción Bilbao, mediante esta selección tan estricta “se reduce el número de transferencias necesarias" para conseguir un embarazo con la consiguiente disminución en el impacto psicológico del procedimiento. “Nosotros realizamos el 100% de transferencias embrionarias en estadio de blastocisto”, añade Gorka Barrenetxea, profesor titular de ginecología y obstetricia de la UPV/EHU.

  • %100 enbrioi-transferentziak blastozisto estadioan egiten dituzte
  • Transferentzia kopurua murriztu egiten da
  • Enbrioi-hautaketak prozedura kopurua eta haurdunaldi anizkoitzeko arriskua murrizten ditu

Lo cierto es que no todos los embriones tienen la capacidad de alcanzar el estadio de blastocisto. Ahí radica la importancia de eliminar aquellos que no puedan desarrollarse y, por tanto, de acabar en embarazo. "Conseguimos un método casi natural de selección", explica el doctor Barrenetxea. Además, de los que llegan, no todos son genéticamente aptos para implantarse y desarrollarse en forma de embarazo a término. De ahí la importancia de contar con unos sistemas de incubación biológica avanzados con un sistema de trazabilidad certificado. “En nuestro centro disponemos del Embryoscope-plusTM y el sistema WitnessTM”, añade Gorka Barrenetxea. Frente a la utilización de hasta tres embriones -el máximo permitido por ley- en cada procedimiento, el doctor Barrenetxea apuesta por la utilización de un solo embrión pero muy seleccionado. De esta manera, se evitaría el riesgo de embarazos múltiples.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?