Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 08 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | EN DIRECTO CORONAVIRUS | EN DIRECTO 146.690 casos confirmados y 14.555 muertos (757 más en 24h) por COVID-19 en España
Obesidad

Contenido patrocinado

Un paciente con balón intragástrico pierde entre catorce y dieciséis kilos a los seis meses

Los especialistas advierten que esta pérdida de peso solo será efectiva si existen cambios en los hábitos alimenticios y una supervisión profesional mantenida en el tiempo

Un paciente con balón intragástrico pierde entre catorce y dieciséis kilos a los seis meses

Getty Images

Según diferentes estudios, la pérdida media de un paciente con balón se encuentra entre los catorce y dieciséis kilos transcurridos los seis meses. “Pérdida”, que según indica el doctor Juan Antonio Casellas, especialista de la Unidad de Obesidad de Quirónsalud Alicante, “solo se hará efectiva si el paciente realiza dieta acompañada de ejercicio”.

El especialista advierte además que la pérdida de peso conseguida con un balón intragástrico solo es permanente en aquellos pacientes que han logrado cambiar sus hábitos de alimentación y ejercicio de manera sostenida en el tiempo. Sin esas dos premisas existe una alta posibilidad de recuperar el peso perdido en menos de tres años, por lo que el doctor Casellas recomienda la supervisión continua de un equipo de profesionales para poder mantener la pérdida de peso.

Los pacientes que se someten a una cirugía endoscópica de balón intragástrico pierden la mayoría del exceso de su peso transcurridos tres meses desde la intervención, pasado ese tiempo, la pérdida se va ralentizando y perdiendo su efectividad, afirma el especialista de Quirónsalud Alicante.

La técnica del balón intragástrico consiste en una esfera de látex llena de suero fisiológico que se coloca vía endoscópica en el estómago bajo sedación y sin necesidad de ingreso del paciente. “Su principal efecto”, explica el doctor Casellas, “es la disminución de la motilidad del estómago, reduciendo el tiempo de vaciado tras la ingesta de alimentos y provocando, en la mayoría de los casos, una sensación de saciedad temprana durante las comidas”.

Esta técnica está indicada en aquellos pacientes que padecen sobrepeso o la denominada obesidad tipo I, es decir, que su índice de masa corporal (IMC) sea menor de 29 y que ya hayan intentado perder peso con dietas previamente y no hayan conseguido resultados.

QUÉ HACER CUANDO LA OBESIDAD VA ACOMPAÑADA DE ENFERMEDADES GRAVES

En la mayoría de los casos, la obesidad y el sobrepeso llevan consigo comorbilidades y enfermedades graves, como diabetes tipo 2, hipertensión arterial, dislipemia, hígado graso y artropías en los miembros inferiores y espalda, entre otras. “Este tipo de patologías tan graves pueden hacer candidato a la cirugía bariátrica a pacientes con obesidad tipo I y II, es decir, que su índice de masa corporal se encuentre entre treinta y treinta y cinco”, indica el doctor Carlos Sala, cirujano bariátrico y jefe de las Unidades de Obesidad de Quirónsalud Alicante y Valencia.

“Las cirugías bariátrica y metabólica”, explica el doctor Sala, “son la mejor opción terapéutica para este tipo de obesos y han demostrado tener una mayor efectividad transcurrido el tiempo, es decir, el efecto es continuado, si bien es fundamental que sirva para que estos pacientes modifiquen sus hábitos hacia otros más saludables, tanto con la dieta como con el ejercicio físico”.

La cirugía metabólica también constatado su alta efectividad en pacientes que tras realizarse una cirugía endoscópica de balón han recuperado su peso transcurrido un tiempo. “El paciente que se ha realizado una intervención endoscópica de balón, no tiene ningún tipo de contraindicación a la hora de realizarse una cirugía bariátrica”, concluye el doctor Carlos Sala.

QUIRONSALUD

Quirónsalud es el grupo hospitalario líder en España y, junto con su matriz Fresenius-Helios, también en Europa. Cuenta con más de 40.000 profesionales en más de 125 centros sanitarios, entre los que se encuentran 50 hospitales que ofrecen cerca de 7.000 camas hospitalarias. Dispone de la tecnología más avanzada y de un gran equipo de profesionales altamente especializados y de prestigio internacional. Entre sus centros, se encuentran el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, Centro Médico Teknon, Ruber Internacional, Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, Hospital Quirónsalud Barcelona, Hospital Universitario Dexeus, Policlínica de Gipuzkoa, Hospital Universitari General de Catalunya, Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón, etc.

El Grupo trabaja en la promoción de la docencia (ocho de sus hospitales son universitarios) y la investigación médico-científica (cuenta con el Instituto de Investigación Sanitaria de la FJD, acreditado por la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación).

Asimismo, su servicio asistencial está organizado en unidades y redes transversales que permiten optimizar la experiencia acumulada en los distintos centros y la traslación clínica de sus investigaciones. Actualmente, Quirónsalud está desarrollando multitud de proyectos de investigación en toda España y muchos de sus centros realizan en este ámbito una labor puntera, siendo pioneros en diferentes especialidades como oncología, cardiología, endocrinología, ginecología y neurología, entre otras.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?