Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Estopa, cómo hemos cambiado

Cumplen dos décadas en lo más alto de la música española y lo celebran con un nuevo disco y nuevas canciones

Los Estopa regresan con un nuevo disco que mantiene su actitud canalla y sincera /

Veinte años siendo números uno del pop español y siguen con esa imagen de ser los colegas del barrio que te esperan en el segundo banco del parque de casa. Los Estopa están de celebración y lo hacen con un nuevo disco, ‘Fuego’, que han presentado con un single que lleva el mismo nombre y que mantiene esa línea canalla y rumbera que revitalizaron en el año 1999 apelando a la figura del gran Camarón.

Los hermanos Muñoz eran chicos de barrio, curritos de fábrica, músicos amateur para pasarlo bien, pero la fórmula se plasmó en una maqueta casera que interesó a una discográfica. La apuesta funcionó en un disco que llevaba su nombre y que plasmaba inocencia pero sobre todo sinceridad. Conectaron con una generación que empezó a gritar aquello de ‘La raja de tu falda’.

Los Estopa supieron coger esa rumba de los 70 de la que habían bebido en su niñez y mezclarla con guitarras saturadas y letras amables pero canallas con las que alcanzaron el número uno de las listas. No una ni dos veces, sino que durante casi diez años consecutivos estuvieron en algún momento en lo más alto de la clasificación. También, por ejemplo, con su segundo disco, ‘Destrangis’, que presentaron con canciones como ‘Partiendo la pana’.

A diferencia de otros fenómenos pasajeros, los hermanos Muñoz supieron evolucionar lo justo para, por una parte, no morir de éxito, y por otra conseguir que su música sonara inequívocamente a ellos sin resultar monótona. Lo de llenar aforos empezó a ser rutina y en 2004 publicaron su tercer disco, ‘La calle es tuya’, donde sabían mantener la fórmula de temas con fuerza y letras que cualquiera podría recordar y entonar en una fiesta de amigos. Un ejemplo, 'Pastillas de freno'.

Lo cierto es que a lo largo de los años los Estopa han explotado una y otra vez la misma fórmula, pero de alguna forma han introducido detalles en la producción y, especialmente a partir de esta época, los temas suenan más completos. Poco antes de que llegase el año 2006 regresaban con ‘Voces de ultrarumba’, que daba pie a otra ciclópea gira en la que cantaban algunos de sus nuevos éxitos como ‘Malabares'.

Fue en este momento cuando los hermanos quisieron frenar un poco, pasar más tiempo con la familia y disfrutar de la vida. Pero para ellos disfrutar era hacer canciones y en poco tiempo se dieron cuenta de que tenían demasiado material como para guardarlo en un cajón, así que en 2008 publicaron ‘Allenrock’, disco en el que controlaron también la producción y en el que apostaron por temas algo más lentos como ‘Hemicraneal’.

A los dos años celebraron su décimo aniversario de carrera con un grandes éxitos y autoversiones de sus temas, donde destacó ‘El run run’, incluido en el anterior disco pero para el que ficharon a Rosario Flores, que mejoró considerablemente la canción.

Después de este álbum esperaron hasta el año 2011 para lanzar un nuevo trabajo, que deciden titular ‘Estopa 2.0’ por la evolución que iban a buscar en sus producciones. Más electrónica, más sintetizadores, arreglos orquestales si la cosa se terciaba… Todo cuajó en un buen disco que no obstante contaba con algo menos de efervescencia y de hecho fue el primero que no llegaba a la cima de Los 40 con su single, ‘La primavera’.

A continuación el grupo recuperó otra vez varios de sus himnos para celebrar 15 años en la música con ‘Esto es Estopa’, con algún nuevo regalo en forma de tema inédito. Y llegaron así a 2015, la última estación de nuestro recorrido, con ‘Rumba a lo desconocido’, otro juego de palabras que tanto les han gustado siempre y que presentaron con ‘Pastillas para dormir’, otra vez bajando la marcha pero con un empaque fruto de toda una vida sobre los escenarios.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?