Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 18 de Febrero de 2020

Otras localidades

Casi 400 personas han utilizado el servicio de baño adaptado de Santa Eulària este verano

Supone un centenar de personas más que el año pasado y un nuevo récord en el número de usuarios

Imagen de una de las sillas anfibias /

Esta temporada, los usuarios del servicio de baño adaptado para personas con discapacidad en las playas de Santa Eulària ha sumado 397 usuarios, un centenar más que en el ejercicio de 2018 y medio centenar más que en 2017, anterior récord.

Esta es una de los primeros datos sobre accesibilidad que se están incorporando a la redacción del Plan de Igualdad de Oportunidades que está ejecutando el Ayuntamiento para poder mejorar en materia de integración y de lucha contra la discriminación, tanto dentro de la administración municipal como al municipio en general. Esta semana se han hecho las primeras reuniones y se ha iniciado el trabajo de recopilación de datos y de estudio de la situación actual.

El servicio de baño adaptado en la playa se incorporó al 2013 de la mano de Cruz Roja en la playa de es Riu y se amplió en Cala Llonga en 2017. En su primera temporada se registraron 82 usuarios y ahora, al mismo arenal, se ha llegado hasta 375.

En el caso de Cala Llonga, su primera temporada se hicieron 21 intervenciones, una menos que este año. La demanda de este tipo de servicio ha ido en aumento en los últimos años con un perfil donde predominan los usuarios con discapacidad motriz (cerca del 73% del total) o motriz intelectual (cerca de un 20%), aunque también participan personas con discapacidad intelectual, auditiva o visual. En cuanto a rangos de edad, en Santa Eulària predominan los adultos de entre 46 y 60 años o los mayores de 76 (168 años entre ambos), mientras que en Cala Llonga la mitad de los usuarios (12) estaban entre 31 y 45 años.

El servicio de baño adaptado es una prestación que se ofrece a las personas con necesidades especiales a fin de que puedan disfrutar sin problemas del baño en el mar. Hay diferentes formas de hacerlo, siendo la más extendida la del baño adaptado con silla anfibia y acompañamiento de un socorrista o voluntario, aunque también se puede hacer una petición específica para usar la silla pero sin necesidad de acompañante o pedir el uso de muletas especiales para la arena y el agua.

En cuanto a los resultados del servicio, se realizan encuestas de satisfacción que presentan puntuaciones elevadas en todos los capítulos, con puntuaciones de entre 8,89 y 9,62 puntos sobre 10. Los puntos que mejor valoración tienen en es Riu son el estado y utilidad de las muletas (9,50), la seguridad durante la transferencia (9,46) y la atención recibida por el personal (9,45). En cambio, las notas más bajas son el número de plazas de estacionamiento para personas con movilidad reducida (8,29) y que estos estacionamientos estén bien señalizados (8,48).

En el caso de Cala Llonga, la satisfacción general con el baño, la seguridad en la operación y la atención recibida empatan (9,62). En cuanto a puntos con más posibilidad de mejorar figuran la facilidad para encontrar la playa (8,69) y la comprensibilidad de los carteles informativos (8,92).

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?