Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 01 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Los Toros

La Tertulia Taurina 'El Porvenir' premia a Pablo Aguado

El diestro sevillano, gran triunfador de la última Feria de Abril, logra con la unanimidad del jurado el VIII Premio a la Excelencia Taurina

Pablo Aguado durante su triunfal tarde del pasado 10 de mayo en la Real Maestranza

Pablo Aguado durante su triunfal tarde del pasado 10 de mayo en la Real Maestranza / Cadena SER

La Tertulia Taurina 'El Porvenir' de la capital hispalense, que preside Fernando vera García, acordó el pasado 14 de octubre, con la unanimidad del jurado, conceder su VIII Premio a la Excelencia Taurina al diestro sevillano Pablo Aguado, gran triunfador de la última Feria de Abril tras cortar cuatro orejas en la tarde del Viernes de Farolillos.

El acta de concesión del premio se expresa en los siguientes términos:

Desde antes de su debut con caballos en Olivenza (Badajoz) en marzo de 2015, Pablo Aguado ya estaba considerado por la afición sevillana como un torero diferente, con personalidad y empaque, al que había que seguir y esperar. En la plaza de toros de Las Ventas también ha despertado el interés de la afición madrileña, siendo respetado y valorado.

Pablo Aguado tomó la alternativa en la plaza de toros de la Real Maestranza de Sevilla el 23 de septiembre de 2017, de manos de Enrique Ponce, con Alejandro Talavante como testigo. El toro llevaba por nombre “Recobero”, de la ganadería Garcigrande.

En su segunda tarde como matador de toros en la plaza de Sevilla, en la feria de abril de 2018, lidió toros de “Torrestrella”, cortando una oreja de peso y sorprendiendo a quien no lo conocía con un toreo de quietud, ritmo, inteligencia y sentido clásicos.

Ese mismo año confirma alternativa en Las Ventas, el 28 de septiembre de 2018, ante toros de “Victoriano del Río-Toros de Cortés”. Corta otro valioso apéndice y Madrid se le rinde definitivamente. Fue el sexto de la tarde, al que el sevillano toreó con una naturalidad y un aplomo notables a pesar de la áspera condición de un astado que se comportó tal y como prometían sus feas hechuras.

Pero frente a los tornillazos y a las cortas embestidas del de “Victoriano del Río”, Aguado no traicionó su puro concepto del toreo, para llevarlo toreado y evitar que los pitones le tocaran la muleta.

Comienza la temporada 2019 y Pablo Aguado es una de los nombres al que todo el mundo quiere ver. Se anuncia en Fallas con la corrida de “Alcurrucén” y corta otra oreja.

Y llegó la Feria de Abril de Sevilla de 2019 y su cartel estrella, el día 10 de mayo: Morante de la Puebla, Roca Rey y Pablo Aguado, que cortó cuatro orejas y salió por la Puerta del Príncipe. Las faenas de Pablo Aguado a dos toros de “Jandilla” reventaron la Sevilla y la temporada entera. Tarde histórica.

En el tercero Aguado lanceó con gusto a la verónica y remató con medias preciosas. El toro llegó a la muleta con la cara a media altura y con la mano derecha bordó el toreo a cámara lenta, con el pecho por delante, jugando brazos y cintura. Los adornos fueron exquisitos, tales como los pases de la firma o las trincherillas. Faena justa y medida que remató de una estocada tendida. Dos orejas.

El sexto fue otro taco de toro por sus hechuras. Pablo Aguado lo cuajó a la verónica de manera sublime, tanto en el saludo como en el quite, donde sonó la música. Replicó Morante con el quite del “galleo del bú” y respondió Aguado por chicuelinas enormes. El diestro sevillano volvió a cuajar una faena enorme por la calidad, el temple y buen gusto de los pases por ambos pitones. Los de pecho fueron un monumento, todo muy despacio, medido y con ramalazos de duende. Acabó con naturales de frente en honor a la saga de los Vázquez. Mató de estocada trasera. Dos orejas y Puerta del Príncipe.

Tras Sevilla, el 11 de mayo Pablo Aguado salió por la Puerta Grande en Valladolid. Esa tarde sustituyó al torero peruano Roca Rey y fue el gran triunfador. Cortó dos orejas, una de cada toro de su lote, y salió a hombros.

El 18 de mayo vuelve a torear en la plaza de toros de las Ventas de Madrid y, a pesar de no cortar ningún trofeo, calló por completo la plaza de la capital consiguiendo un silencio absoluto que hacía décadas que no lograba nadie. "Silencio, torea Aguado". La crítica taurina destaca unánimemente el sello personal dentro del puro clasicismo, su temple, lentitud, suavidad y, en general, su naturalidad. Su faena fue muy jaleada, pero a la hora de matar falló gravemente con la espada, perdiendo toda opción a premio.

El 9 de junio volvió a salir por la puerta grande, esta vez en la importante plaza francesa de Nimes, cortando dos orejas de su segundo toro. Junto con Paco Ureña, fueron los triunfadores claros de una mañana en la que la plaza disfrutó del toreo clásico y natural de Aguado.

El 16 de junio se acababa la Feria de San Isidro en Madrid, con la llamada “Corrida de la Prensa”. Cerraba el cartel Pablo Aguado. La gran expectación terminó repentinamente al ser cogido por el toro en el embroque de entrar a matar. Había hecho una faena muy bella, aplaudida por público y crítica, pero no tan rotunda como en la comparecencia del 18 de mayo. Consiguió volver a la cara del toro para volver a entrar con el estoque, regular, y necesito varios descabellos, sonando dos avisos. Operado en la enfermería de la plaza, no pudo salir a matar su segundo toro.

En consecuencia, la combinación de todos estos méritos motivan de forma más que suficiente la concesión de esta distinción “A LA EXCELENCIA TAURINA” de la «Tertulia Taurina El Porvenir», en su octava edición, al diestro Pablo Aguado.

El acto de entrega del premio se llevará a cabo, como en anteriores ediciones, a principios del próximo año con anterioridad al inicio de la temporada taurina en la plaza de toros de Sevilla.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?