Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 10 de Julio de 2020

Otras localidades

Dos libros de cuentas históricos

El Museo de las Ferias recupera la contabilidad de empresas del siglo XVI

El libro de cuentas restaurado por Ignacio Barceló está disponible en el Museo de las Ferias

El libro de cuentas restaurado por Ignacio Barceló está disponible en el Museo de las Ferias / Cadena SER

El Museo de las Ferias, ha presentado la restauración de dos libros de cuentas del Archivo Simón Ruiz, que ha sido efectuada por Ignacio Barceló, gracias al patrocinio de la Asociación “Mujeres en Igualdad” de Medina del Campo y la Fundación, contando con la colaboración del Archivo de la Real Chancillería de Valladolid. La asociación Mujeres en Igualdad está colaborando desde hace 27 años, antes incluso de la fundación del museo, por ello su presidenta, Celina Matilla, ha agradecido a todo el pueblo de Medina su colaboración en los rastrillos y festivales para conseguir fondos. Por su parte, el alcalde Guzmán Gómez, también ha agradecido su trabajo a la asociación y al archivo de Chancillería de Valladolid, destacando que una asociación de la propia villa colabore asiduamente con el patrimonio de Medina.

Los libros que se han presentado recogen la contabilidad de una empresa dedicada a distintas funciones. En primer lugar hay un libro borrador que recoge el tipo de operaciones, cuándo, dónde, con quién y el importe. Eso se pasa luego, a limpio, al libro manual.

Aparecen apuntes de tres tipos en estos libros: apuntes contables de mercancías, financieros y de caja. Los de mercancías hacían referencia a paños, vinos de Jerez, sal, comercio con especias y también están los gastos de ese comercio de mercancías como impuestos o seguros.

Las operaciones financieras hablan de los cambios de dinero de una plaza a otra y los daños de la compañía por las actividades comerciales. El dinero que se saca en efectivo aparece de los apuntes de caja. En uno de los libros aparecen las hojas de memoria con algunas actividades mercantiles que por su peculiaridad ocupan más espacio. También es curioso que en un libro se aprovechan pergaminos antiguos para encuadernarlo como es, en este caso, un cantoral antiguo del siglo XVI.

Según ha explicado el restaurador, Ignacio Barceló, su pésimo estado de conservación impedía su manejo y la obtención de su copia digital, en el marco del proyecto de digitalización del archivo que, iniciado en el año 2015, está a punto de concluir. De este modo, gracias a la restauración que ahora se presenta, han podido completarse las labores de revisión, inventariado y digitalización de la serie de 179 libros (y fragmentos de libros) de cuentas de este fondo documental.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?