Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Diciembre de 2019

Otras localidades

"'Adiós' es intensa como una canción de Camarón"

El director sevillano Paco Cabezas regresa a Sevilla para culminar la que considera su mejor película

El director Paco Cabezas, posando en el photocall de su pelicula 'Adiós', en Madrid / ()

Un hombre (Mario Casas) sale de la cárcel y, junto a su mujer (Natalia de Molina) se dispone a iniciar una nueva vida, pero un accidente de coche se lleva la vida de su hija y todo cambia. Ocho años han pasado desde que Paco Cabezas (Sevilla, 1978) rodó en España Carne de Neón. A partir de ahí dio el salto a Hollywood, rodó dos películas, varios episodios de series hasta que le llegó el guion de Adiós, una historia ambientada en su Sevilla natal, que le hizo rechazar un proyecto junto a Steven Spielberg y regresar como regresan los hijos pródigos a su tierra.

Pregunta. ¿Por qué sintió que era su momento de volver a Andalucía?

Respuesta. De volver a mi casa, a Sevilla, a mi barrio. Verdaderamente la película está rodada en Los Pajaritos, en La Candelaria... Yo soy de Rochelambert, que está en esa zona. Yo estaba en Los Ángeles. Me ofrecieron rodar una serie con Spielberg basada en un vídeo juego con extraterrestres, con aliens.. Y me dije, ¿qué estás haciendo aquí con aliens, con extraterrestres, en Estados Unidos. Y me llegó un guion de la nada, de Jorge Rodríguez y dije: "Ésta es la película que quiero hacer, con mi gente, en mi barrio". La gente que vaya a ver la peli se va a dar cuenta de que es una película de barrio, barrio, y hecha con el corazón y con unas interpretaciones espectaculares. Solo rodar una escena de acción en las Tres Mil, que para mí es una escena de acción como no se ha rodado nunca en este país, ya creo que merece mucho la pena.

P. Adiós habla de muchas cosas, entre ellas, del desorbitado e infinito amor de los padres a los hijos. ¿Qué le interesaba profundizar en este aspecto?

No sé por qué pero yo siempre he tenido una obsesión con los padre y los hijos. Siempre hay algo que me toca, que me engancha y siempre hablo sobre lo mismo. Creo que esta es mi mejor película. Puede parecer triste, pero es una película luminosa. Es una película sobre cómo decir adiós a los seres queridos, cómo aprender a decir adiós, cómo superar el dolor y decir adiós. Puede parecer aburrido, pero no lo es. Está contando en una trama de thriller y acción. Realmente la película engancha por la emoción y las interpretaciones de Mario Casas y Natalia de Molina. Pero sí es una historia que toca de cerca del corazón y también le va a tocar mucho el corazón a cualquiera que tenga familia.

P. También habla de la línea delgada de lo que se entiende por justicia.

R. Hay una letra de Camarón que a mí me inspiró mucho y es la de "están puestos en balanza dos corazones a un tiempo, uno pidiendo justicia y otro pidiendo venganza". El que pide justicia es Ruth Díaz, que es una policía, y el que pide venganza es Mario Casas, que es el padre de la niña, y esos corazones, en paralelo, van contando la película y vamos saltando de uno a otro. No te puedo hacer spoiler, pero la letra de la canción dice "yo pego un tiro al aire, cayó en la arena, confianza en el hombre, nunca la tengas". Y va un poco por ahí. La película es como una letra de flamenco, intensa como una canción de Camarón.

P. La banda sonora está plagada de canciones flamencas, desde Morente a Rosalía. ¿Cómo se ha hecho la selección musical?

R. Pues ha sido algo muy bonito. Yo quería que sonara al principio de la película Enrique Morente, con una canción que se llama Estrella, que es también el nombre de la niña protagonista. Y que Rosalía cantara en los créditos. Además, hay una versión de Me quedo contigo, que Rosalía cantó en los Goya, y cantaores jóvenes, pero que cantan jondo, como antiguo. Quería que la película sonara a flamenco puro. Y tengo que decir que el flamenco no ha sido muy usado en el cine español, aunque lo parezca. Lo usó Saura hace muchos años, pero no se le ha dado el lugar que puede tener. Y es una de las cosas más bonitas de la película. Me parece espectacular.

P. Vuelve a trabajar con Mario Casas, con el que ya había trabajado en Carne de neón, y que ya había rodado en similares barrios en Grupo 7, de Alberto Rodríguez. ¿Cómo ha evolucionado?

R. Ha sido maravilloso. Le conocía trabajando con él en Carne de Neón. Me acuerdo que me preguntó Alberto Rodríguez: "oye, este Mario, ¿cómo lo ves para Grupo 7?". Y le dije que confiara en que se iba a dar al cien por cien. Mario se entrega siempre. Para esta película adelgazó, se aprendió el acento sevillano, se lo grabó en la mente. Cuando vino el primer día y estábamos rodando la primera secuencia dije: "el cabrón de Mario se ha cambiado la piel y ahora es otra persona, se ha convertido en el personaje". Y tanto él como el resto del castin ha pasado el filtro. Porque yo siempre digo que si a alguien no me lo creo, no funciona la película. Y todos veréis que la película más de Sevilla no puede ser.

P. ¿Y Paco Cabezas ha venido a Andalucía para quedarse?

R. Me gustaría, pero los americanos son muy pesados, son muy cansinos y siempre están llamando y ofreciéndote series, así que mi idea es volver, pero me gustaría que esta película se viera, que se conociera mi cine a través de esta película. Creo que es mi mejor película y lo digo con el corazón en la mano. Y, si esta película me da un poco el favor del público, por supuesto que volvería a hacer cine aquí. Pero los yanquis con muy cansinos.

P. ¿Cómo ve las nominaciones a los Goya? ¿Se ve con posibilidades?

R. Prefiero no pensarlo. Yo hago las películas para que el público vaya al cine y luego si, de repente, te cuelas en los premios... Sinceramente, yo creo que Natalia merece una nominación y Mona Martínez, que interpreta a la madre de Mario, se la merece también. Pero yo prefiero no pensarlo porque, ¿para qué? En todo caso, si llegáramos a tener una nominación entre Dolor y Gloria o Mientras dure la guerra, siempre vamos a ser, como decían en La Hora Chanante, el perrete chico. Si llegamos a estar ahí, estará bien y si no estamos ahí, no pasará nada. Yo hago películas para que vea la gente.

P. Comparte productora, La Claqueta, con La trinchera infinita, otra de las grandes películas del año y, además, rodada en Andalucía. ¿Cómo ve el año del cine andaluz?

R. Sí, además, me acuerdo que llegamos a hablar con Antonio de La Torre para que hiciera un papel, pero nos dijo que estaba comprometido con La trinchera infinita. Y yo le dije "eso va a ser un aburrimiento, Antonio", y ya ves, dónde le ha llevado, que seguramente ganará otra vez este año el premio al mejor actor. No es que sea un buen año, es que es un año espectacular del cine andaluz y esto es muy bueno. El cine que hacemos aquí tiene equipos humanos cada vez mejores. Cada vez se rueda más y mejor en Andalucía.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?