Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 07 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Las ONG alertan de la propagación de discursos xenófobos, racistas y de odio "que calan en la sociedad"

La irrupción de VOX como primera fuerza política sitúa un nuevo contexto en esta comunidad, siempre caracterizada por ser solidaria

Uno de cada cuatro delitos de odio en España es por ideología /

Detienen a un hombre en Águilas por incitar al odio en redes sociales contra inmigrantes. «Puto maricón»: denuncian una agresión homófoba en Palencia. Aparecen pintadas en la vivienda de un concejal de Cs en Jaén. Atacan a un joven de Zaragoza que lucía una bandera de España. Llaman "negros y moros de mierda" a unos voluntarios que ayudaban por las inundaciones en Murcia. Educadores sufren ataques racistas por ayudar a menores no acompañados en Madrid: «Siento las miradas de odio». Una reportera de laSexta, abucheada e insultada en un mitin de Vox. 

Son ejemplos de noticias sobre delitos de odio cometidos en España, cada vez más habituales, que hace públicos Movimiento contra la intolerancia. Se perciben como cada vez más habituales, aunque las estadísticas de la Fiscalía dicen lo contrario, pues no se detecta un aumento en estos delitos, aunque también el Ministerio público reconoce que la recopilación de datos estadísticos sobre delitos de odio sigue siendo una de sus tareas pendientes.

En cualquier caso, el incremento de las denuncias por delitos de odio en España sí es una realidad. El mayor número de denuncias recogidas fueron por racismo o xenofobia, seguidas por las de orientación o identidad sexual y en tercer lugar, por ideología, según los informes del Ministerio del Interior, que viene incluyendo en la estadística la categoría de aporofobia o miedo a los pobres.

La Región de Murcia es la séptima comunidad española con más detenidos o investigados por delitos de odio, según el informe del Ministerio de 2017, siendo los ataques por motivos ideológicos los que encabezan la lista.

La estadística podría incrementarse si se diese parte a la Policía de todos los delitos que, en realidad, se cometen. Y es que, cuando el ataque no pasa del insulto y no llega a existir agresión física, muchos de estos delitos ni siquiera se llegan a denunciar.

Uno de los casos más sonados en Murcia fue la agresión a Lucía, alias ´La Intocable´, en la puerta de un bar de copas. Después se supo que la joven era simpatizante de la ultraderecha, y tiempo después ella misma fue investigada por su implicación en una riña multitudinaria en la pedanía de Churra, con grupos de ultraizquierda.

La sociedad murciana, caracterizada por ser solidaria, dentro y fuera de esta comunidad, arroja ahora una realidad que emana de las urnas el pasado 10-N. El partido de ideario ultraconservador, VOX, se alzó como segunda fuerza política. Para Moisés Navarro, de la Coordinadora de ONG´s, hay un contexto político basado en discursos xenófobos, racistas y de odio que proliferan, y están calando en la sociedad.

Este partido, dice, hace bandera de la intolerancia y el odio, “estigmatizando a los colectivos más vulnerables”, como la inmigración.

Y lo peor, dice, es que lo lanzan sin datos precisos y contrastados. “Les importa poco enfrentar a la sociedad y dividirla”, dice Navarro.

El abogado penalista Melecio Castaño sitúa en la raíz de los delitos de odio “el hecho de ser distinto a los demás”, y pone el foco en los más vulnerables.

Para el letrado, internet favorece la proliferación de estos delitos; además de la inmigración, que fomenta la xenofobia y racismo, y habla de la polarización social que vive el país, en un ambiente casi “guerracivilista”.

Para luchar contra el odio, Castaño habla de reeducación social. Y es que estas conductas han existido siempre, pero la aparición de Internet y las redes sociales han favorecido su propagación de manera exponencial, y señala además la impunidad que produce el anonimato.

La experta en marketing y comunicación online, Cristina Alcázar, también señala a internet como una forma de propagación del odio. Las redes sociales y los grupos de whatsapp sirven de altavoz propagador de fake news. "Saben dar con la tecla que indigna a colectivos sociales para amplificar ese mensaje negativo, que cala antes que lo positivo en la sociedad".

Destaca, por ejemplo, los grupos de whatsapp que sirven para agitar a la sociedad con mensajes de tinte xenófobo o racista, basado además en datos falsos. Prácticas ya totalmente normalizadas e introducidas, por ejemplo, en campaña electoral. Alcázar recomienda verificar la información, y en caso de duda, no contribuir a su propagación.

Desde el Ministerio del Interior insisten en una premisa: actuar contra los delitos de odio ayuda a mejorar la convivencia de una sociedad multicultural, lo que significará vivir en una sociedad mejor.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?