Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 09 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Si tus hermanos no te ayudan a cuidar a tus padres, ¿tienen derecho a heredar lo mismo?

La asociación de mayores de Fuenlabrada, ACUMAFU comienza una nueva campaña informativa

ACUMAFU plantea la posibildad de beneficiar en la herencia a los hijos que cuiden a sus padres frente a los que evaden su responsabilidad. / ()

Primero pusieron el foco en los hijos que no cuidaban a sus padres y en la posibilidad de desheredarles. Ahora, esta asociación de mayores de Fuenlabrada, ACUMAFU, da un giro y con una nueva campaña de concienciación e información, que arranca este lunes, quiere “premiar” de alguna manera al hijo que atiende a sus progenitores frente al que no lo hace. La iniciativa se llama ‘Si tus hermanos no te ayudan a cuidar de tus padres, ¿tienen derecho a heredar lo mismo?’

Una pregunta que para el presidente de este colectivo, Marcelo Cornellá, tiene respuesta fácil. Recuerda que todos conocemos casos de familias donde el cuidado de los padres recae en uno de los hijos, muchas veces mujeres, mientras el resto se niega o simplemente evade su responsabilidad todo lo que puede. Por eso, considera que la persona que se “sacrifica” debería ser premiada. En estos casos, afirma que “los demás se pueden quedar con la legítima y premiar al que cuida con más herencia, hasta el 80% del patrimonio”.

Pero, ¿esto es legal, y si es así, cómo se puede hacer? Para responder a todas las dudas la asociación pone a disposición de sus socios un Gabinete de Mediación y Jurídico. “En la asociación hacemos de mediadores con las familias, se intenta buscar solución cuando no todos colaboran y si no, se les informa de donde asesorarse para ser compensados”. No obstante, Cornellá afirma que no es demasiado complicado tomar esta decisión porque lo fundamental es “dejar constancia de estas situaciones en el testamento y aunque se impugne, si hay pruebas es viable desheredar a alguien”.

El mayor peso para la mujer

Santiago González tiene ayuda de sus hermanos en el cuidado de su padre, una labor dura que supone una dedicación casi completa. No obstante, ha visto la otra cara de la moneda con su suegro, ya fallecido, cuyos cuidados han caído sobre todo en su mujer. Reconoce que “aunque la sociedad está cambiando, todavía es la mujer la que lleva el peso de atender a sus progenitores. En el caso de mi suegro, mi cuñado no ha dicho nunca que no, pero estaba siempre en segundo plano, también porque mi mujer se ha echado todo el peso encima”.

El problema, según Cornellá va más allá, porque dice que cuando los descendientes son sólo varones, el cuidado del mayor todavía es más difícil.“Es más frecuente que la nueras se nieguen a cuidar de los suegros, la palabra suegra, ¡esa palabra maldita!, y eso redunda, muchas veces en un conflicto familiar muy fuerte”. Cuando los hijos no llegan a un acuerdo, explica, el mayor termina en una residencia y allí muchos “se mueren de tristeza, porque ven como los hijos o los nietos espacian las visitas porque tienen partido o por lavar el coche, y se ven muy solos”.

Ante situaciones extremas Cornellá recuerda que se puede desheredar a un hijo por cosas como demostrar que le han abandonado, por no suministrarle alimento si fuera necesario o por maltrato psicológico. La asociación de mayores tiene su sede en la Avenida de los Estado nº 5 de Fuenlabrada, lugar de su sede social, donde realizan numerosas actividades.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?