Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Un frenazo capital

Sólo contra equipos de Madrid ha concedido el Baleares que ha perdido más de dos meses después (1-0) contra el Getafe B

Ya lo decía Manix Mandiola y jugaba con la ventaja de que algún día se haría cierto: “Algún día tendremos que perder”.

El Atlético Baleares después de unas semanas en las que los equipos de Madrid le hacían titubear en cuanto a obtención de puntos ha confirmado un pinchazo esta mañana más de dos meses después al perder en el campo del Getafe B por 1-0 , la mejor noticia es que mantiene el liderato

El primer cuarto de hora fue de tanteo, entre ambos equipos, sin control por parte de ningún conjunto sobre el césped. Juego trabado por el centro que no conseguía enlazar balones con Gabarre, Jordan lejos de estar cómodo en la circulación de balón no podía suministrar esféricos arriba, ni Jorge. El líder no se encontraba.

Otra vez ante un equipo de Madrid, son de Madrid todos los que han rascado algo a este equipo férreo que lidera la Segunda B (Rayo Majadahonda, Atlético de Madrid B, Real Madrid Castilla y hoy Getafe B)

Un par de acciones aisladas en la primera parte inquietaron un poco la meta de Xavi Ginard pero sin demasiado seísmo, al igual que sendos lanzamientos aislados de Jorge Ortiz desde lejos, con más esperanza que peligro para llegar al final del primer acto.

Tras volver de la caseta, el debutante Alberto Gil tuvo una ocasión clara para poner al líder por delante pero su remate a bocajarro se topó con el pie de Marcos.

A partir de ahí el filial del Getafe empezaría a percutir por la banda derecha para sacar las cosquillas al líder y acabaría haciéndolo. Tras dos avisos medianamente claros. A partir de ahí, baile de ocasiones para mover el marcador en las dos porterías, Jorge se encontró con el pie del portero local otra vez, al igual que lo harían en la primera parte. El Getafe también avisaría con un disparo a la cruceta de falta y ambas acciones de peligro, hasta que se moviera de manera única y definitiva a poco del final el marcador tras un córner botado por el equipo local, Hugo Díaz tiraba un muro que llevaba desde los inicios de septiembre impoluto, el de la derrota del Baleares.

Tres partidos sin ganar consecutivos, poco para un equipo que tiene una velocidad de crucero, aunque ha encallado cuando ha pasado por Madrid. No hay descanso que valga, ha entrenar nada más comenzar la semana por la mañana. Algún día tenia que llegar…Y ya ha llegado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?