Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 07 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El nuevo director de la concertada en Madrid piensa como Celaá

Manuel Bautista reconoce que la libertad de elección de centro educativo no es un derecho universal y que no es vinculante para la administración

Manuel Bautista Monjón, en una imagen de archivo /

Lo reconoció mucho antes incluso que la ministra. Y en un documento oficial. En 2016, como director del área territorial de Madrid-Sur de la consejería de educación, Manuel Bautista respondió a la queja de una familia por la inadmisión de su hija en educación infantil 4 años para el curso 2016-2017 en un colegio de la Comunidad utilizando los mismo términos con los que hace unas semanas la ministra de educación en funciones, Isabel Celaá, prendió los ánimos de la educación concertada y del PP. Sus palabras cayeron como una bomba en el Congreso anual de Escuelas Católicas cuando aseguró que "de ninguna manera puede decirse que el derecho de los padres a escoger una enseñanza religiosa o a elegir centro educativo podrían ser parte de la libertad de enseñanza [...] No son una emanación estricta de la libertad de enseñanza reconocida en el artículo 27 de la Constitución".

En el documento oficial firmado por Manuel Bautista al que ha tenido acceso la Cadena SER, la idea central es básicamente la misma: "El derecho a la libre elección de centro no es un derecho universal sino la manifestación particular de una preferencia de escolarización determinada, que en ningun caso es vinculante para la administración ni atenta contra los derechos de los usuarios del servicio público de la educación en caso de no hacerse efectiva", asegura el nuevo director general de la concertada y sigue: "además, está sujeta a la oferta de plazas escolares de todos los centros y enseñanzas sostenidas con fondos públicos [...], una vez determinada por parte de los directores y titulares de los centros".

Cadena SER

Bautista coincide, por tanto, con la ministra Celaá al reconocer que no se trata de un derecho universal y, por tanto, no está garantizado en la Constitución Española, ni tampoco es un principio vinculante para la administración. Desde la consejería de educación, un portavoz ha explicado a la SER que no se reconoce como derecho universal porque "no está reconocido como tal en la Declaración de Derecho Humanos pero sí que es un principio protegido en la Comunidad de Madrid". Estas afirmaciones y este documento de respuesta oficial constrastan con las manifestaciones expresadas en los últimos días por políticos del PP, como Cuca Gamarra, que llegó a asegurar que "el derecho de los españoles a elegir libremente la educación de sus hijos lo recoge la declaración de derechos humanos y nuestra constitución". "Es un derecho que nadie puede usurpar a las familias de los españoles", según la vicesecretaria popular.

El nuevo director general de educación concertada de la Comunidad de Madrid fue nombrado en el cargo hace justo una semana en sustitución de Concepción Canoyra que dimitió tras conocerse que plagió su tesis doctoral. Desde el inicio de la legislatura, el gobierno de Ayuso lo nombró director general de educación infantil y primaria, puesto que abandonó para asumir este nuevo reto tras pasar la legislatura anterior a los mandos del área territorial sur de la consejería de educación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?