Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 24 de Enero de 2020

Otras localidades

La puntería, una asignatura pendiente que condena a ElPozo Murcia a perder el Clásico

El conjunto de Giustozzi fue superior en juego y llegadas, pero Movistar Inter supo aprovechar mejor las pocas ocasiones que tuvo

Álex Yepes y Ricardinho van a por el balón /

Duelo de alta intensidad en el Palacio entre ElPozo Murcia y Movistar Inter. El último clásico en Murcia para Ricardinho, que hace dos días anunciaba que esta sería su última temporada en el conjunto madrileño.

Los murcianos salieron muy enchufados, precisamente de un error de Ricardinho nació la primera gran ocasión. Álex Yepes robó el cuero, pero su disparo no encontró portería. También lo intentó Andresito, aunque sin fortuna. El conjunto de Giustozzi estaba siendo claro dominador del juego, pero cuando mejor estaba vino el gran bofetón madrileño. Un balón totalmente fortuito desde una banda que golpeó Borja con un disparo raso y se coló debajo de las piernas de Espindola.

A falta de cinco minutos para el descanso llegó el premio. Tras incontables tiros a puerta, a las nubes, al quinto anfiteatro, Paradynski introdujo el balón en las mallas tras un saque de esquina. No se movió el marcador, a pesar de la insistencia local. Inter solo tenía que rezar para que no le metiesen más goles, a los murcianos les seguía faltando puntería.

Un calco de la primera mitad, así fueron los segundos 20 minutos. Tan idéntico como que Inter metió otro gol en su primera llegada a puerta. Un disparo de Marlon que procedía de una falta pitada a Paradynski, que el jugador visitante aprovechó para batir a Espindola. La respuesta esta vez fue más rápida gracias a un zapatazo de Fernando desde lejísimos donde Herrero no pudo hacer absolutamente nada.

Inter no había dicho la última palabra cuando, en una jugada de mucha presión de los locales, el cuero impactó en Matteus y acabó en la red de ElPozo de nuevo. Los locales tenían la misión de volver a remar a contracorriente y Andresito fue el encargado de ser el portero jugador para lograr el empate. Pero no fue así. un minuto después Ricardinho lanzó a puerta vacía desde lejos para hacer el 2-4 en el marcador. Para más cruz, Bebe remató al club charcutero con el definitivo 2-5. El que fuera jugador de ElPozo se encaró con la grada en su celebración, algo que molestó a los aficionados, que no dudaron en mostrar su enfado con pitos e insultos.

Este gesto polémico empañó un duelo vistoso y bonito donde la falta de puntería perjudicaron a los locales, que jugaron mejor que su rival, pero que de las numerosas ocasiones que tuvieron solo fueron capaces de meter dos

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?