Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Descubrirse

El alcalde José María Bellido ha dicho que van a continuar los trabajos de exhumación en las fosas comunes de los cementerios de la ciudad. La asociación “Dejadnos llorar” habla de unas 4.000 personas enterradas sólo en el municipio. El historiador británico Anthony Beevor, en su libro “La Guerra Civil Española”, eleva la cifra para toda la provincia a alrededor de 10.000 represaliados detrás de las líneas nacionales. Eso nos convierte en la provincia con mayor número de fusilados por el bando nacional y por eso es bueno que el alcalde apoye los trabajos de exhumación. Tiene algo de simbólico o de ejemplar, especialmente para otros lugares en los que también gobierna la derecha o el centroderecha.

Respecto al cambio de nombre de las calles, Bellido empleó durante la campaña de las muncipales el discurso de su partido de reabrir las viejas heridas; pero al mismo tiempo hablaba de cumplir la ley. Siendo alcalde, representante institucional, que menos que cumplir la ley si se le va a exigir al resto de ciudadanos que hagan lo mismo.

Bellido es de mi generación, de los que hemos visto la guerra y la dictadura por la tele. Pensar en rencillas del pasado, para los que crecimos al amparo de la Constitución, debería ser algo absurdo. Y si arrastramos esas rencillas ajenas, deberíamos ir al psicólogo y no al ayuntamiento o a cualquier otro ámbito de la política. En ese sentido, Bellido parece pragmático y, sobre todo, respetuoso. Está incluso contradiciendo el discurso de su partido en otros ámbitos y lugares, mostrando que sí hay un centroderecha en España, con el que se puede estar más o menos de acuerdo, pero que es realmente de centro y, ante todo, demócrata. Ahora sólo falta que lo vean más representantes públicos, dentro y fuera de su partido. Y es que hay consensos como el de la memoria, sin entrar en la pelea entre vencedores y vencidos, que no se deben romper, por el bien de todos. Ése es uno. El de la lucha específica contra la violencia de género es otro. Un consenso que Vox quiere romper también. Si no los dejan, especialmente los que están ideológicamente más cerca, no lo van a conseguir. Así que ya sabe alcalde. Siga dando la cara. Por las mujeres también. Por ellas, antes que nada.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?