Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El dulce más "chachi" es de Linares

Chachepó es el nombre del producto más típico de la repostería linarense, uno de los imprescindibles para endulzar la Navidad

Chachepó, dulce típico de Linares. /

Curioso nombre tiene el dulce más típico de Linares. Se llama Chachepó (de chanchi, chachi o chachipé), en alusión a algo estupendo o que es muy bueno de verdad. Y así es este bizcocho de forma cilíndrica, textura esponjosa, empapado en un almíbar de licor, y al que bien puede atribuírsele ser una de las señas de identidad linarense.

Su origen se remonta a principios del siglo pasado en la legendaria confitería de Félix de Amo, ubicada en la antigua calle Ventanas. Aunque no pueda decirse que su producción y consumo sean exclusivos de una época concreta del año, su presencia no falla en los momentos festivos y es, por tanto, uno de los imprescindibles para endulzar la Navidad.

Cajas de Chachepó. / Cadena Ser

Esta delicia de la gastronomía linarense no deja indiferente a quienes lo prueban. De elaboración 100% manual, el picaresco bizcocho no lleva leche, siendo el huevo su principal ingrediente. Tras pasar por el horno, su elaboración no quedará completada sin un abundante baño en almíbar de licor, esencial para conseguir la textura y sabor tan característico del Chachepó. Con frecuencia se degusta junto a una copa de vino dulce, aunque también hay quienes prefieren el anís.

Desde Linares para el resto del mundo

Mina Rull y Pablo Moris, Pastelería Excelsior. / Cadena Ser

En los últimos años la proyección nacional e, incluso, internacional del Chachepó ha crecido exponencialmente de la mano de Pastelería Excelsior. Sus dueños, Pablo Moris y Mina Rull, dedicieron apostar fuertemente por este típico dulce linarense y darlo a conocer más allá de la provincia de Jaén. En agosto de 2008 iniciaron el proyecto y, tras el registro legal del nombre Chachepó de Linares, se han convertido sus mejores embajadores. Actualmente, su producto está presente en diferentes ferias gastronómicas y eventos de promoción turística, y forma parte de plataformas de gran prestigio: ArtCua (Arte Culinario Andaluz) o la marca Degusta Jaén, que promueve la Diputación Provincial jiennense.

Con el máximo respeto a la tradición y a la receta original, que el propio Félix de Amo compartió con el padre de Mina (Ramiro Rull), estos empresarios linarenses han hecho del Chachepó un souvenir cada vez más tenido en cuenta para quienes visitan Linares, e indispensable para los linarenses que viven fuera. En esa línea, la actividad es frenética en el modesto obrador de Pastelería Excelsior, cuya producción media supera las 1.000 cajas mensuales, siendo 5 las unidades que incluye cada una. Pablo Moris destaca el "cuidado en la elaboración pero también en la presentación de un paquete que encierra emociones. La caja, además del dulce, incorpora la bandera y otra simbología propia y característica de Linares".

Envase Chachepó. / Pastelería Excelsior

Cabe reseñar que Pastelería Excelsior ha sido la primera empresa española en instalar una máquina de vending para un producto gastronómico típico, consiguiendo que el Chachepó se pueda adquirir en el acto las 24 horas al día, de lunes a domingo. Además, se trata de un dulce solidario, pues en colaboración con la ONG Hola Ghana, estas navidades por la venta de cada caja se donará un euro íntegro para el proyecto Asuoya Learning Centre.


 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?