Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 29 de Enero de 2020

Otras localidades

Sequías, tormentas, plagas y otros retos de la agricultura ante el cambio climático

En 'A Vivir Tierra y Mar' hablamos de la relación entre agricultura y cambio climático con agricultores, organizaciones y especialistas a propósito del COP25

()

Sequías, olas de calor, tormentas, pedriscos y enfermedades son sólo algunas de las consecuencias que traerá consigo el cambio climático en la agricultura, asuntos de los que se hablará en la Cumbre por el Clima que se celebra la próxima semana en Madrid apenas unos días después de que el Parlamento Europeo declarara la "emergencia climática" en el continente.

En un punto concreto de ese territorio, en las Pedanías Altas de Lorca, sus agricultores llevan años avisando de que los efectos ya están aquí y que les están pasando factura en sus cultivos de secano: "Yo hablo con los mayores y no entienden que está pasando", ha contado en la antena de 'A Vivir Tierra y Mar' Juan García Corbalán, presdiente de la Comunidad de Regantes 'Tierras Altas'.

Dice que se han secado fuentes y manantiales, que el cereal no brota y que no hace mucho que se arrancaron miles de almendros por culpa de la sequía, y todo esto acaba por agravar el problema de la despoblación que ya es una realidad estadística en esta zona rural.

"Aquí el sector agrícola se mantiene por las ayudas de la PAC", se lamentaba, aunque no ahorraba críticas al papel de los políticos: "Donde no hay votos, y aquí cada vez somos menos, no nos escuchan".

Las sequías y las olas de calor son las consecuencias más evidentes del calentamiento global, pero no las únicas que impactan en la agricultura: también traerá consigo más lluvias torrenciales y más gotas frías. Y serán más dañinas: "La superficie afectada por la DANA de septiembre fue cinco veces superior al efecto de cualquier otra gota fría que ha habido en ocasiones anteriores", ha contado Inmaculada Poveda, directora general de Agroseguro.

Esta entidad tiene por delante el reto de gestionar la cobertura de los daños causados por fenómenos meteorológicos extremos porque, como reconoce Poveda, "los efectos de los eventos climáticos a los que el seguro agrario está acostumbrado a responder son ahora más intensos de lo que han sido antes".

El cambio en las temperaturas ya lo notan los agricultores en aspectos como las plagas que afectan a los cultivos: por un lado porque aparecen nuevas enfermedades y otras se prolongan y se hacen más resistentes por el incremento medio de las temperaturas y la prologanción de las estaciones cálidas.

Antonio Montserrat, investigador del Equipo de Protección de Cultivos del IMIDA, ha contado que "ahora hay enfermedades y plagas que tienen una incidencia mayor en fechas donde no eran habituales, y también hay una adaptación a las condiciones de altas temperaturas y falta de humedad, notamos un cambio importante". Entre los cultivos más vulnerables, ha señalado a los frutales y hortalizas.

Murcia, campo de estudio para mitigar y adaptar la agricultura al cambio climático

Centros de investigación, universidades, empresas y cooperativas agrarias a lo largo de toda la Región de Murcia tienen en marcha diferentes proyectos que buscan mitigar y adaptar el sector agrícola al cambio climático: con variedades más resistentes al calor o con menos necesidad de agua, aprovechando mejor los recursos hídricos, reduciendo el uso de nitratos en el suelo o de plásticos en la agricultura, mejorando la gestión de subproductos como restos de podas o purines derivados de la actividad ganadera.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores, UPA piden que el Sureste español sea sede una "laboratorio" de estudio de todos aspectos relacionados con la agricultura y el calentamiento global. "Frente al cambio climático necesitamos mucha investigación. Necesitamos aunar esfuerzos para que los agricultores tengamos soluciones eficaces", ha señalado Javier Andrade, de UPA, responsable del programa InfoAdaptaAgri, dentro del cual se han elaborado unas guías de adaptación al cambio climático para agricultores y ganaderos. UPA estará presente el COP25 presentando esta iniciativa.

Por ejemplo, COAG junto a investigadores de la Universidad de Murcia, la Fundación Nueva Cultura por el Clima y la Comunidad Autónoma colaboran en el proyecto Life Amdryc4 de adaptación al cambio climático en las tierras de secano del área mediterránea. El objetivo es utilizar los suelos de secano como “sumideros” de CO2 recuperando buenas prácticas agrícolas y que los agricultores puedan obtener compensaciones económicas.

También ASAJA ha iniciado un proyecto junto con el Ayuntamiento de Murcia para reducir las emisiones de CO2 que provocan las quemas de rastrojos agrícolas con un sistema de retirada de podas que también permite aprovechar este subproducto de la agricultura.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?