Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 29 de Enero de 2020

Otras localidades

La economía agraria en Murcia se enfrenta a la baja rentabilidad y la precariedad laboral

En 'A Vivir Tierra y Mar' hablamos de la transformación de la estructura empresarial del sector agrícola y de sus consecuencias en el empleo

El sector agrícola de todo el país, y especialmente en la Región de Murcia, se enfrenta en los últimos tiempos a una transformación de su estructura empresarial que COAG ha definido como "uberización" de la agricultura. Si a esto sumamos los problemas de rentabilidad que coordinadoras agrarias y organizaciones de productores vienen señalando, el sector encara tiempos de ajuste y reordenación que en los últimos meses, además, se han llevado por delante históricas empresas del campo murciano.

La "uberización" del campo

A pesar de esto, el sector está atrayendo capital externo que llega de fondos de inversión. Sobre esto, ha advertido en 'A Vivir Tierra y Mar' Álvaro Areta, uno de los autores del informe La uberización de la agricultura, elaborado por COAG: "Los fondos quieren una rentabilidad en un fondo determinado de tiempo, y cuando la obtienen pueden retirarse". Esto, según Areta, puede llevar a que "el sector y las empresas en las que han invertido queden desamparadas".

COAG concluye que si no se toman medidas, el sector camina hacia una "agricultura sin agricultores" y en manos de grandes corporaciones que concentren gran parte de la producción, imponiendo sus condiciones y precios a unos agricultores convertidos en "autónomos asalariados".

Mejorar la rentabilidad, el reto de la agricultura

Para Proexport, la Asociación de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas de Murcia, la agricultura murciana está fuerte y prueba de ello es el interés de estos inversores. Pero su director, Fernando Gómez, señalaba en 'A vivir Tierra y Mar' que la prioridad es mejorar la rentabilidad: "Los operadores tienen que centrarse en hacer una buena gestión, fijándose en la rentabilidad. La facturación y los tonelajes no pueden ser la medida de la sostenibilidad del un sector".

Reconoce que se enfrentan a las duras condiciones que marcan las cadenas de distribución que compran sus cosechas, lo que lleva a muchos productores a ajustar al máximo sus precios. "Se han cerrado operaciones por precios que no cubren los costes de producción, y esto a largo plazo acaba afectando a la cuenta de resultados", cuenta Gómez.

"El sector está saneado y está fuerte", resumía el director de Proexport, quien cree que no hay que hablar de una situación generalizada por algunos de los cierres de empresas que se han producido en el sector agrario del verano hasta ahora.

La última ha sido Agrícola Aguileña, Agrasa. Su liquidación se llevará por delante 481 puestos de trabajo. Avisan los sindicatos también de que están empeorando las condiciones laborales, y que un indicador de ello es elevado número de contratos de puesta a disposición que se firman en la Región.

Más precariedad laboral en el campo

Según CC.OO., la contratación a través de empresas de trabajo temporal (ETT's) en el sector agrícola ha hecho que Murcia sea la provincia donde más se recurre a esta fórmula de contratación. Por comunidades autónomas, solo Cataluña tiene cifras más altas de contratos a través de ETT's.

En la Región de Murcia, en los seis meses comprendidos entre enero y junio de 2019, se han realizado 577.523 contratos. En este mismo periodo, los contratos de puesta a disposición realizados en esta Región han sido 314.181. Esto supone que se han realizado 18.303 contratos más que el año pasado en el mismo periodo, lo que supone un incremento del 6,2%.  Estos contratos de puesta a disposición realizados suponen el 54,40% de todos los contratos realizados en la Región de Murcia.

Otras provincias limítrofes y con una agricultura parecida quedan muy lejos de las cifras de Murcia (314.181 contratos): Alicante con 43.885 contratos realizados en dicho periodo y Almería 11.776.

"Las personas contratadas a través de ETT, prácticamente carecen de derechos", ha señalado el secretario comarcal de CC.OO. en el Valle del Guadalentín, Ángel Torregrosa: "No pueden ser fijos discontinuos y por tanto hay algunas de estas personas que vienen trabajando para la misma empresa durante años, incluso a través de varias ETT, pero sin derechos en el llamamiento, en prestaciones de desempleo los días de no llamamiento, sin indemnizaciones por finalización de contrato...".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?