Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 24 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Dulces navidad

Nueces de Cardeña: mazapán y algo más

Unos mazapanes de apariencia irregular, con un brillo especial, de los que cuesta comerse solo uno

Nueces de Cardeña.

Nueces de Cardeña. / ROSALÍA SANTAOLALLA

La búsqueda de un dulce navideño típico de la provincia nos ha permitido descubrir esta delicia que tiene décadas de historia y que, sin embargo, ya pocas pastelerías elaboran. Las hemos encontrado en Dieste, una de las confiterías históricas de Burgos, aunque allí nos aclaran enseguida que las nueces de Cardeña no fueron un invento suyo.

Dieste abrió sus puertas en el año 1961 y, en aquellos tiempos, en otras pastelerías de la ciudad —como la desaparecida Ibáñez— ya se elaboraban estos mazapanes de especial suavidad.

El secreto, según nos cuentan, es que se le pone menos azúcar a la masa y se añade nata. Se reduce la proporción de almendra y se añaden trozos de nuez. Se da forma a los dulces, se les da un ligero baño de almíbar y un toque de horno para que cristalicen.

El resultado son unos mazapanes de apariencia irregular, con un brillo especial, de los que cuesta comerse solo uno. Entre los dulces típicos de las fiestas de Navidad que continúan elaborando las pastelerías burgaleses destacan, sobre todo, el turrón de yema y el roscón de Reyes, aunque quizá uno de los más originales que aún conservan son estas nueces de Cardeña.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?