Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 22 de Enero de 2020

Otras localidades

Investigan el caso de un perro que pudo ser abandonado en un pozo de Fuenlabrada

La Policía Local busca al dueño del animal que habría muerto de sed y hambre si no le hubieran localizado

Los agentes de la Unidad Antón de Fuenlabrada consiguieron rescatar a este American Stanford de un pozo de seis metros donde le encontró un vecino. /

Una llamada al 112 alertó a la Unidad Antón de protección animal de Fuenlabrada de la existencia de un perro, un American Stanford, en un pozo de unos seis metros de produndidad situado en las inmediaciones del Camino de La Mula. Los agentes tuvieron que pedir la colaboración de los bomberos de la ciudad para poder sacar al animal con garantías, según ha contado a SER Madrid Sur, el Jefe de la Unidad de Medio Ambiente y Protección Animal, Antonio Vadillo.

Agentes y bomberos atendieron al perro una vez fue rescatado del pozo. / @PoliciaFuenla

El animal no presentaba lesiones graves que podrían haber sido causadas si se hubiera caído de esa altura, además, el pozo estaba cubierto con “una tapa de forja de hierro”, lo que hace imposible que se precipitara accidentalmente. No obstante, Vadillo no se ha pronunciado al respecto, asegurando que están investigando el caso y “no se descarta ninguna hipótesis”. Lo que sí es cierto, es que si el vecino no hubiera descubierto al perro, éste habría acabado muerto de sed y de hambre, porque nunca hubiera podido salir del lugar donde se encontraba o donde alguien le arrojó.

El perro llevaba chip identificador y los agentes ya saben quién es su dueño, a pesar de que, según ha contado Vadillo, “ya no reside aquí, sino fuera de la Comunidad de Madrid” y no han conseguido localizarlo. También ha confirmado que no se ha realizado ninguna denuncia de pérdida, robo o extravío del perro. De momento, el perro ha sido trasladado al Centro de Protección Animal del Ayuntamiento fuenlabreño.

Según el artículo 337 bis del Código Penal el delito de abandono animal está penado con multas que son fijadas por el juez según cada caso.

Vertido de amianto en Pinto

Por otro lado, la Policía Local de Pinto ha denunciado ante la concejalía de Medio Ambiente de la localidad un vertido de amianto localizado en este jueves en un paraje natural próximo al polígono industrial de El Cascajal.

Se trata de unas 30 placas de uralita que se consideran un vertido peligroso para la salud por su composición de amianto. Por eso, los agentes notificaron el hallazgo a la concejalía para que proceda a su retirada, que debe ser realizada por profesionales autorizados para ello, encapsulando el material con el fin de evitar problemas, según han comentado desde la Policía a esta emisora. Las mismas fuentes aseguran que no es habitual encontrar estos vertido, si otro tipo como escombros que se arrojan de forma incontrolada al extrarradio del municipio.

No se sabe quien ha dejado en esta zona las placas de uralita y se cree que “será difícil” localizar al autor, ya que no hay testigos, ni indicio ninguno de quien podría ser, incluso podría tratarse de personas que de otros puntos han venido a Pinto para dejar este vertido.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?