Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 28 de Mayo de 2020

Otras localidades

Obradoiro CAB

Irreconocibles

Sin defensa ni rebote, el equipo santiagués perdió por 24 puntos en Andorra que bien pudieron ser más de diferencia

Franntz Massenat pasa el balón ante Chris Czerapowicz en el partido jugador en Andorra por el Obra

Franntz Massenat pasa el balón ante Chris Czerapowicz en el partido jugador en Andorra por el Obra / ACB Photo / Albert Martínn

Lo resumió a la perfección Moncho Fernández a la conclución del partido: "Nuestro partido ha sido lamentable". Poco más que añadir luego de que el rival, el Andorra, hiciese encajar el 72% de los puntos en tiros de dos, bandejas y mates incluídos. Si a eso se le añade un 40/19 en el rebote se explica la diferencia final de 24 puntos. Y eso que Andorra falló 14 tiros libres, si no, la diferencia aún habría sido mucho mayor.

Los andorranos, con un juego coral, clavaron un parcial de inicio de 15-6 en los primeros 4’25” de partido con un papel destacado a nivel anotador de Dejan Musli con 6 puntos y de Bandja Sy con 5.

Los de Moncho Fernández no se encontraban nada a gusto en el partido y el técnico gallego quiso romper la racha andorrana sin éxito con la entrada de Magee, David Navarro y Nick Spires. El parcial aumentó con un 20-6, es decir, un +14. La tímida reacción obradoirista los acercó a nueve puntos (25-16) al final del primer cuarto con un triple de Fletcher Magee y dos puntos del mismo jugador norteamericano.

El Monbus Obradoiro mejoró sus prestaciones en el segundo cuarto, pero el MoraBanc Andorra supo mantener las distancias ganadas de su buen primer cuarto.

Los jugadores del Obra empezaron situándose a sólo cinco puntos con el 28-23 y los puntos desde la larga distancia de Magee. Un triple y una entrada de Clevin Hannah sirvieron para volver a alejarse de diez puntos a los andorranos (33-23).

La peor noticia para el Monbus Obradoiro fue la tercera falta personal de su máximo anotador, Fletcher Magee.

Los andorranos, que flaquearon en defensa en este segundo cuarto, sobrevivieron gracias al juego más coral y sólido que no al individualismo de los de Moncho. Un mate de Dejan Musli después de una genial asistencia de Dejan Todorovic situó el 47-36, pero el Monbus Obradoiro con un parcial de 0-7 con un triple sobre la bocina de Aléix Font dejaron el 47-43 en el descanso. Ilusión en modo espejismo.

En la reanudación, el MoraBanc Andorra corrigió los errores defensivos cometidos en el segundo cuarto y el Monbus Obradoiro se quedo sin ideas en ataque. Los de Ibon Navarro, que empezaron con un +2 en el tercer cuarto (47-45) dominaron primero con la inspiración de Clevin Hannah (cinco puntos consecutivos nada más empezar) y con las acciones interiores de Dejan Musli y Nacho Llovet para llegar a situarse con +13 en el electrónico (65-52). Era el principio del fin. 

La ventaja se incrementó al final hasta llegar a 16 puntos de diferencia con el 69-53. Un triple de David Jelínek sobre la bocina finiquitó el tercer cuarto con el 72 a 55.

MoraBanc Andorra vivió de las rentas en el último cuarto y dejaron jugadas espectaculares como un mate de ‘Tyson’ Pérez y un ‘alley-hoop’ de David Walker después de una genial asistencia de Clevin Hannah.

El Monbus Obradoiro no encontró en ningún momento supo rebajar las diferencias en el marcador con los andorranos. Los triples de Magee no entraron y no pudieron ofrecer resistencia a un MoraBanc Andorra más sólido que sólo tuvo como punto negativo el poco acierto en los tiros libres, en especial, Dejan Musli con 2 de 6.

Como una de las pocas positivas a destacar del paso obradoirista por Andorra, el debut del joven jugador del segundo equipo, Javier Cal. El más destacado del Monbus Obradoiro fue Brodziansky con 18 puntos.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?