Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 24 de Febrero de 2020

Otras localidades

La "bañera" de la pequeña Paula

Esta familia ha logrado la mayor indemnización por negligencia médica en España, pero hasta que llegue este dinero deben de pasar el día a día sin tener fisioterapia respiratoria, ni la vivienda ni el coche adaptados

La "bañera" de la pequeña Paula es una barca hinchable, que sus hermanos, antes de que naciera, usaban para ir a la Laguna Blanca de Ciudad Real

La "bañera" de la pequeña Paula es una barca hinchable, que sus hermanos, antes de que naciera, usaban para ir a la Laguna Blanca de Ciudad Real / Alejandro Martín Carrillo (SER Valdepeñas)

La familia de Paula ha logrado la mayor indemnización por negligencia médica en la historia de la sanidad española. Sin embargo, aún desconocen cuando recibirán, al menos, parte de esos más de 5,5 millones de euros. Todo ello, porque contra aquella sentencia cabe recurso ante la Audiencia Provincial de Ciudad Real. 

Paula, tiene ahora 7 años y está postrada en una cama. Esta menor está conectada a cuatro aparatos que la agarran a la vida. Unos aparatos que, como nos confiesa su madre, Ascensión, generan una factura de luz abultada "ahora vamos más desahogados al pasarnos las facturas cada mes y no cada dos meses, aún así pagamos casi 200 euros mensuales". 

Paula, de 7 años, necesita asistencia las 24 horas al día / Alejandro Martín Carrillo (SER Valdepeñas)

En busca de la fisioterapia respiratoria a domicilio

Sin embargo, una de las necesidades inmediatas es la de la fisioterapia respiratoria a domicilio. Un recurso que, confiesa Ascensión, no existe en Castilla-La Mancha para niños y a domicilio "sí que hay si vas al cole o si vas a la consulta, pero tal y como está mi hija no puedo desplazarme [...] cuando la movemos, como tiene la cadera y las piernas mal, le hacemos daño y empieza a llorar"

AUDIO | Escucha el reportaje completo 

El día a día y las necesidades de la pequeña Paula

Por ello, Ascensión afirmaba que "escolaricé a Paula el curso pasado, por si de esta manera podíamos acceder a este recurso de fisioterapia respiratoria". Un recurso que, asegura, se le denegó en primera instancia, el curso pasado, pero "realizaron una excepción y tuvimos ese recurso humano a domicilio [...] que vengan a hacerle la limpieza y nosotros ya con las máquinas nos vamos apañando"

Un recurso humano que ha vuelto a solicitar al inicio de este curso escolar, es decir, el pasado mes de septiembre. A pesar de esta delicada situación, Ascensión subraya que "estamos ya en el segundo trimestre y aún no hemos tenido respuesta [...] creo que me lo habrán vuelto a denegar como el curso pasado"

La pequeña Paula está conectada a la vida, a través de cuatro máquinas / Alejandro Martín Carrillo (SER Valdepeñas)

Asimismo, ante la falta de recursos económicos, esta familia debe de pedir ayuda a sus vecinos "cada vez que tenemos que comprar un aparato o hacer algún gasto, les pedimos que nos lo permitan pagar a plazo [...] cuando arreglamos el coche o tenemos que comprar un aparato para nuestra hija". Unos vecinos que, confiesa emocionada, "siempre han estado ahí. Mucha gente me pregunta diariamente por mi hija y eso me hace feliz, se preocupan por ella. De hecho, algunas vecinas me dicen que rezan por mi Paula"

La "bañera" de la pequeña Paula

No obstante, la difícil situación de esta familia, a pesar de ese largo y completo periplo judicial que han vivido, siguen sin tener medios para cuidar, como se merece, "mi Paula". Medios como el de una grúa para poder mover a esta pequeña de 7 años. Por este motivo, la "bañera" de esta niña es una barca hinchable "se la compramos a mis otros dos hijos porque les gustaba ir a la Laguna Blanca en la provincia de Ciudad Real"

Esta improvisada bañera ya se está quedando pequeña "apenas quedan 2-3 dedos para que llegue al límite, porque mi hija va creciendo". Una barca que colocan sobre la cama de la propia ascensión y "cubo a cubo la llenamos de agua, la bañamos y, luego, también cubo a cubo tenemos que vaciarla". Todo ello, porque, sobre todo en invierno, sin tener calefacción en la casa y sin tener adaptada esta vivienda baja de pueblo no pueden desplazar a su hija hasta el baño. 

La "bañera" de la pequeña Paula / Alejandro Martín Carrillo (SER Valdepeñas)

Precisamente, sobre este baño, Ascensión confesaba que "gracias a los vecinos, el pasado verano pudimos cambiar la bañera por un plato de ducha, pero ya pesa 20 kilos y se hace difícil llevarla [...] tampoco tenemos una silla para poderla bañar". Una situación límite que soporta una familia de 5 miembros con una ayuda pública que no llega a los 400 euros al mes. 

Los primeros momentos tras las negligencias médicas

Sin embargo, hasta llegar a esta situación, provocada por negligencia médicas, han recorrido un largo y arduo camino. La propia Ascensión recordaba las primeras semanas tras esos graves errores de la matrona, P.A.M. y el ginecólogo, T.A.J., del Hospital de Valdepeñas, allá por octubre de 2012. Tras ello, se desplazaron hasta la UCI del Hospital de Albacete. Allí, cuando me dejaban sola cuidando de mi hija "las enfermeras me dieron ánimos para tener a mi hija, porque se me vino el mundo encima, ¿a dónde iba a ir yo ahora?", entre sollozos. 

Ascensión con su pequeña Paula / Alejandro Martín Carrillo (SER Valdepeñas)

En ese hospital albaceteño, pasaron hasta 3 meses, tanto en la UCI como en la planta de pediatría. Hasta 90 días en las que Paula fue sometida a más de una decena de operaciones quirúrjicas, algunas de ellas "muy complejas a las que, incluso, en un primer momento, se negaban los médicos por la delicada salud de mi Paula"

Los fallos en el servicio de ambulancias 

Un drama, el de esta familia, que no terminó en aquella negligencia médica, que se produjo durante el parto. Todo ello, porque este sufrimiento se agudizó cuando, un día, acudieron a una cita médica para esta menor. Para ello, solicitaron el transporte sanitario. Un transporte que se hace de manera compartida "nos levantamos a las 6 de la mañana para una cita que teníamos a las 11 [...] íbamos recorriendo diferentes municipios del Campo de Montiel recogiendo pacientes"

No obstante, una vez en el Hospital esperando la consulta, el conductor de esta ambulancia "a eso de las 11 y media de la mañana y como aún no nos había llamado el médico, nos dijo que no podía esperar más ni hacer esperar más al resto de pacientes y se fue". Una circunstancia que tuvo a madre e hija esperando, por los pasillos de este Hospital, "hasta las 7 de la tarde, que es cuando vino una ambulancia a por nosotros". 

La abuela de Paula limpiándole la mucosidad generada / Alejandro Martín Carrillo (SER Valdepeñas)

De hecho, por este motivo, Ascensión subrayaba que "cuando tenemos que trasladarnos hasta el Hospital de Albacete con nuestra hija no llamamos a una ambulancia, la llevamos nosotros [...] Que sea lo que dios quiera durante ese camino de casi una hora"

Finalmente, la madre de Paula, tras hacerse público este caso, aseguraba que "he recibido muchas llamadas de vecinos y amigos dándonos la enhorabuena por ese fallo de la Justicia". Unos daños ocasionados por esos graves errores humanos de dos profesionales sanitarios que, al menos, uno de ellos sigue ejerciendo sus funciones en la sanidad pública. 

Ascensión relatando el día a día de Paula, así como las necesidades inmediantas que tiene la pequeña de 7 años / Alejandro Martín Carrillo (SER Valdepeñas)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?