Miércoles, 23 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Transporte

El inocente gesto por el que cientos de madrileños están pagando el autobús dos veces

La EMT ha recibido 250 reclamaciones en dos meses, tiempo que lleva activo el nuevo sistema de pago

Carlos, oyente de la SER, acaba de descubrir que, a pesar de tener su abono transporte anual al día, pagaba sin querer un billete sencillo con su tarjeta bancaria de pago sin contacto

Viajeros aguardan para entrar en la línea 135.

Viajeros aguardan para entrar en la línea 135. / Europa Press

Cada día millones de viajes empiezan y terminan en el transporte público madrileño. Millones de desplazamientos que se reproducen al día siguiente y al siguiente otra vez con fidelidad religiosa. Todos, al menos todos los que se producen de forma legal, nacen con el mismo gesto: acercamos nuestra tarjeta transporte al lector del autobús para que con su pitido nos dé luz verde. El movimiento, ya interiorizado por miles de personas, comporta un riesgo que Carlos, oyente de la SER con el que hablamos en La Ventana de Madrid, ha comprobado por sí mismo. Podemos pagar dos veces. En solo dos meses, la EMT reconoce haber recibido 250 reclamaciones por cancelaciones incorrectas, por cobrar a quienes ya habían pagado su abono. 

Carlos, jubilado, explica que tiene un abono anual para viajar en el transporte público. Lleva la tarjeta de color rojo dentro de su cartera y, con la naturalidad de tantos otros viajeros, aproxima la cartera a la canceladora del autobús de la EMT. Sin embargo, no sacar la tarjeta de la cartera le ha llevado a comprar, al menos, un billete sin querer.

En la misma cartera, como es lógico, guarda su tarjeta bancaria que, como la mayoría de las que están hoy activas, funciona con tecnología de pago sin contacto, conocida en inglés como contactless. Lo que Carlos ignoraba era que al acercar su cartera a la canceladora con intención de pasar su abono, en realidad estaba comprando con la tarjeta bancaria un billete sencillo de autobús.

El oyente lo ha descubierto al recibir un extracto bancario en el que figuraba la compra de un billete de autobús. Todavía no sabe si recibirá más cargos, pues ha hecho el mismo gesto durante todas estas semanas, pero ya ha puesto una reclamación. La EMT, dentro de su plataforma de pago integral EMTPay, incluyó desde el pasado 29 de noviembre la posibilidad de pagar con tarjeta bancaria o aplicaciones como Apple Pay.

Las explicaciones de la EMT y el Consorcio Regional de Transportes

El Consorcio Regional de Transportes señaló a la SER que solo tenía constancia de una queja por varias cancelaciones indebidas y remitía a la EMT por ser esta la responsable de la puesta en marcha de este sistema. La Empresa Municipal de Transportes eleva la cifra de quejas a las 250. Es decir, según reconoce, se trata de cuatro reclamaciones cada día.

La empresa insiste en que transporta cada jornada a 1.6 millones de viajeros y que únicamente cuatro quejas son pocas. En cualquier caso, el servicio de pago sin contacto solo lleva activo dos meses y la cifra de 250 quejas solo incluye a aquellos que se dieron cuenta del cargo al ver sus movimientos bancarios o por el pitido de la máquina canceladora y que, además, decidieron reclamar ese dinero. Quienes no hayan revisado sus movimientos o hayan decidido dejar correr el cargo no figuran en la estadística facilitada por la EMT.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?