Últimas noticias Hemeroteca

, 23 de de 2020

Otras localidades

Macrogranjas porcinas

"Vamos camino de convertirnos en la pocilga de España"

La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Salamanca ha aprobado la instalación de una nueva macrogranja de cerdos en Rollán y la ampliación de otra en Pedraza de Alba

Granja porcina

Granja porcina / EFE (Archivo)

Ecologistas en Acción de Salamanca denuncia el desarrollo de proyectos de ganadería industrial en la provincia y las autorizaciones que desde la administración regional medioambiental se están dando. Con todas ellas “vamos camino de convertirnos en la pocilga de España”, afirma a Radio Salamanca José Ramón Barrueco, miembro de Ecologistas en Acción de Salamanca.

La organización muestra su rechazo a este tipo de por razones económicas, medioambientales y de salud para los habitantes de las zonas rurales. “Llenar el territorio de ganadería industrial supone un hándicap considerable a la instalación de nuevos negocios que sean más respetuosos con el medio ambiente y que podrían ayudar a solventar el problema conocido como España Vaciada”, señala Barrueco.

La alarma provocada en Castilla y León por el desarrollo de proyectos de porcino en intensivo ha dado lugar a que el Procurador del Común emita una resolución, de 10 de octubre del año pasado, en la que pide una moratoria en la aprobación de nuevos proyectos de macrogranjas en las denominadas zonas vulnerables, las que tienen una contaminación de las aguas por nitratos superior a 50 mg/l. La Junta no ha actualizado el mapa de zonas de vulnerables desde el año 2009, cuando su obligación es hacerlo cada cuatro años. En el proyecto de decreto de zonas vulnerables de 2017 figuraban Rollán y Pedraza de Alba como municipios afectados por exceso de nitratos.

Además, en el caso de la macrogranja de Rollán, el ayuntamiento vecino de Golpejas ha alegado que esa industria puede contaminar las aguas que vierten a su municipio, a la vez que se verá afectado por los malos olores que desprenden las explotaciones de porcino en intensivo. Estas alegaciones han sido desechadas por la Comisión Territorial.

En el caso de la macrogranja de Pedraza de Alba, se ha autorizado su ampliación a pesar de encontrarse situada a menos de un kilómetro del núcleo del casco urbano, lo que sería un impedimento legal en caso de un nuevo asentamiento y genera dudas sobre su autorización en el presente caso.

Para Ecologistas, “ante la saturación de la ganadería industrial existente en otras zonas de España y la permisividad de nuestra administración autonómica, Castilla y León tiene todas las papeletas para que los promotores de este tipo de industrias pongan nuestro territorio en el punto de mira de sus insalubres proyectos”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?