Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 29 de Febrero de 2020

Otras localidades

Música

Meghan Trainor, cómo hemos cambiado

A pesar de su todavía corta carrera musical, la cantante se ha convertido en toda una referencia para las nuevas generaciones

Meghan Trainor ha tenido una precoz carrera discográfica aunque no ha sido hasta hace unos años que ha despuntado a nivel internacional

Meghan Trainor ha tenido una precoz carrera discográfica aunque no ha sido hasta hace unos años que ha despuntado a nivel internacional / Debra L Rothenberg / Getty Images

Meghan Trainor lleva relativamente poco tiempo en la constelación de las mejores intérpretes del universo, pero al tiempo al que acelera ahora la industria a la joven de Massachusetts le ha dado tiempo a marcar el paso varias veces. Con solo 26 años alcanza su tercer disco, ‘Treat Myself’, que empezó presentar hace dos años con ‘No excuses’ pero que no se ha completado hasta ahora, así son los tiempos de la nueva industria musical. No nos tenemos que remontar muchos años atrás para encontrar los inicios de una muy bien preparada cantante.

Tenía 16 años cuando el día de Navidad de 2009 publicaba su primer disco con canciones propias y que se titulaba con su propio nombre. ‘I’ll wake up for you’ abría esta opera prima que demostraba que, aunque con cierta bisoñez, Trainor era capaz ya de componer, producir e interpretar grandes temas, a pesar de que ni siquiera había ido todavía al baile de graduación del instituto. Poco más de un año después, en enero de 2011, repitió la autoedición independiente con ‘I’ll sing with you’ y temas tan buenos como ‘Why’d you have to go’.

Persiguiendo su sueño intentó hacerse un nombre en la escena local y de hecho ese mismo año siguió demostrando que podía hacer sus propios discos sin ayuda con el tercer CD, que no ofrecía mucha diversidad con respecto a lo que venía haciendo pero que resultaba increíble si pensamos que apenas seguía siendo una adolescente fabricando su propia música. Sólo tenía 17 años y así tituló el disco, ‘Only 17’, que incluía temas como ‘Leave a kiss’.

La gran capacidad compositiva de Meghan le permitió conseguir un contrato con una discográfica para crear nuevas letras para otros artistas. Una de ellas fue 'All about that bass', incomprensiblemente rechazada por algunas de las primeras espadas del pop mundial pero con la que alguien vio que era Trainor la que tenía que defenderse sobre el escenario. Y así llegó en 2014 su primer single oficial, su primera grabación profesional y su primer número uno y exitazo universal.

El eco de esta canción fue enorme y se aprovechó al máximo para sacar primero el single, luego un EP de cuatro temas y finalmente, en 2015, el disco que fue vendido como debut de la artista obviando sus autoproducciones anteriores. Trainor era menos inocente, menos plana, más provocativa en sus canciones, de entre las que destacaba también, por ejemplo, ‘Lips are movin’.

El efecto de Meghan iba más allá de la música, con un mensaje que su propia imagen transmitía al no cumplir con los estrictos y esclavistas cánones de medidas corporales de la industria. Así llegó 2016 y se mantuvo el alto ritmo de grabaciones y presentaciones con su siguiente disco, ‘Thank you’, que incluyó otro de sus éxitos, ‘No’.

La repercusión de Trainor ha hecho que se convierta en toda una referencia del nuevo orden pop y prueba de ello es la fórmula aparentemente desordenada de presentar novedades que, como en el caso de su nuevo disco, no van a aparecer en formato físico hasta dos años después. Nos vamos a despedir con una de sus participaciones en bandas sonoras de la gran pantalla, primero con Los Pitufos y luego, en 2019, con Playmobil, para la que interpretó el tema con el que nos marchamos: ‘Run like the river’.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?