Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 20 de Febrero de 2020

Otras localidades

Los testimonios de los jóvenes de la España Vaciada: "Somos unos valientes todos los que hemos vuelto"

La Comisión Europea de Madrid ha organizado 'Café con Europa', una actividad previa al foro 'La Ser, por la España Vaciada', que ha reunido en la tarde del 10 de febrero a un grupo de jóvenes en la localidad turolense de Calamocha

El objetivo que persigue este encuentro es dar visibilidad y escuchar a aquellos que eligen vivir y desarrollarse laboralmente dentro de los pueblos más castigados por el fenómeno de la despoblación en España

La Comisión Europea de Madrid organizó 'Café por Europa', en Calamocha, una actividad previa al foro 'La SER, por la España Vaciada' / COMISIÓN EUROPEA

Café con Europa es una parte fundamental del movimiento de La Ser, por la España Vaciada, una actividad ideada para compartir durante un encuentro informal las incertidumbres y dudas de los jóvenes y vecinos que apuestan por la vida en estos pueblos turolenses.

La reunión se ha definido por la gran participación de los habitantes de Calamocha y la capacidad de convocatoria. Han acudido personas de varios pueblos de la zona como Cuevas del Cañal, Blancas, Fórnoles y algunos más.

María Gafo, Jefa Adjunta de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, es la encargada de dar respuesta y trasladar estas preocupaciones con el objetivo de encontrar una posible solución. Afirma rotundamente que “deben ser los propios habitantes del pueblo los que tienen que contarnos cuáles son sus necesidades para poder otorgar un sentido a las políticas a desarrollar en Bruselas”.

El encuentro comenzó con el agradecimiento por parte de Manuel Rando, alcalde de Calamocha, tanto a la Cadena SER, “por esta positiva iniciativa”, como a los jóvenes que “se han atrevido a participar”. Además, anima a barajar la posibilidad de vivir en un medio rural afirmando “que tiene más opciones que la vida en las grandes ciudades”.

Café con Europa detalla que el objetivo de este movimiento es poder acercar políticas europeas al mundo rural. Mediante este encuentro informal se busca la participación activa de la gente para poder afrontar en la conferencia del día 11 de febrero las principales preocupaciones.

Un momento del encuentro 'Café con Europa', este lunes en Calamocha / JAVIER JANÉ

Los residentes y alcaldes han coincidido principalmente en tres temas como pilares de sus inquietudes que deberían ser tratados con urgencia:

  • La comunicación de Internet: la comunicación digital, de la que carecen muchos hoy en día, es un básico para que se pueda seguir avanzando.
  • La vivienda rural: no existe la posibilidad de alquiler en los pueblos pequeños y la carencia real de vivienda supone que la gente migre a las ciudades.
  • Las carreteras: existen carreteras en muy mal estado que no llegan a todos los sitios, lo que complica la creación de empresas e impide que la gente apueste por quedarse en el pueblo.

Además, otra de las preocupaciones más sonadas ha sido la Educación. Se repara en que las escuelas unitarias están abandonadas a nivel político, y que se encuentran con aulas vacías que realmente exigen una serie de necesidades.

A Marcos, un joven agricultor, le preocupa que la gente de las ciudades carezca de información sobre el mundo rural, ya que, en los libros formativos, el sector primario apenas tiene protagonismo. “Cuando un joven decide quedarse aquí sabe que su hijo crecerá con una brecha de oportunidades de todo tipo, lo cual es un lastre para la gente que se queda y la que quiere venir”, explica.

Ana Luca, 39 años, hace hincapié en que le gusta mucho el eslogan elegido para el encuentro, “Mi pueblo, mi futuro”, pero afirma que no necesitan un futuro si no un presente y que el eslogan debería ser: “Mi pueblo, mi presente”. Invita a la gente a que venga a trabajar durante una semana aquí para convivir, por ejemplo, con el difícil desplazamiento. “La mayoría de los que estamos aquí necesitamos Internet y carreteras ahora, no dentro de diez años”, expresa.

Asimismo, hemos contado con testimonios esperanzadores, como el de Ana Omella, una joven de 32 años nacida en Fórnoles, que tras haber vivido en Barcelona, Valencia y Argentina decidió retornar a su pequeño pueblo. “Vuelvo a mi pueblo por las raíces”, afirma. Insiste en que se debe “abrir y cambiar la mentalidad, tanto por parte de los de fuera, que se creen superiores, como la mentalidad de los de dentro, para hacer más fácil la acogida a los que deciden quedarse”. Repite que las ayudas están muy en el aire y pide concreción y sencillez en estas. “Se han gastado mucho dinero en las ciudades, pero muy poco en los pequeños pueblos”. Considera necesarios espacios de mediación donde pueda ir la gente del mundo rural y se atiendan sus preocupaciones.

El encuentro termina con el testimonio de Isabel Marco, una joven cantante que se siente realizada cada vez que va a tocar a un pueblo. Ella desarrolla su carrera artística desde su pueblo aun sabiendo que es mucho más complicado que desde ciudades como Madrid, por lo que, en la mayoría de las ocasiones, no tiene más opción que trasladarse hasta allí para promocionarse.

Finalmente, conmemora a su pueblo cantando un canción donde suenan frases como “antes de ser una artista soy la nieta del Pascual”, una auténtica manifestación del amor por sus raíces y su tierra.

Este martes ha arrancado el Foro Por la España Vaciada, organizado por la SER, que ha abierto el presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando, en el Hotel Fonda de la Estación de La Puebla de Valverde (Teruel), donde se trata de dar respuestas a las cuestiones planteadas en esta mesa redonda de jóvenes turolenses.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?