Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 03 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto La ministra de Trabajo explica que los ERTE deben incluir los períodos de prueba

Juzgan al juez Florit, que requisó móviles a periodistas

Las acusaciones reclaman 42 años de inhabilitación y multas por valor de 43.000 euros

El juez que instruía el 'caso Cursach', Miguel Florit (1i), en su llegada a los juzgados para declarar por la incautación y el rastreo de móviles de periodistas que cubrían la macrocausa de corrupción policial

El juez que instruía el 'caso Cursach', Miguel Florit (1i), en su llegada a los juzgados para declarar por la incautación y el rastreo de móviles de periodistas que cubrían la macrocausa de corrupción policial / Isaac Buj - Europa Press - Archivo (Europa Press)

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares juzga desde este jueves al juez Miquel Florit acusado de varios delitos por requisar los teléfonos móviles a dos periodistas que cubrían el caso Cursach. La fiscalía no ejerce la acusación en el proceso, en el que sí están personadas como acusación particular la empresa editora del Diario de Mallorca, la agencia de noticias Europa Press, la agencia EFE, la Asociación de Medios de la Información, así como los dos periodistas directamente afectados, Kiko Mestre y Blanca Pou.

Las acusaciones achacan a Florit presuntos delitos de prevaricación, contra la inviolabilidad del domicilio, contra el ejercicio del derecho al secreto profesional, el derecho a la intimidad y de interceptación ilegal de las comunicaciones. Reclaman para él una pena de 42 años de inhabilitación y multas por valor de 43.000 euros. En el caso también está personada la Abogacía General del Estado como responsable civil subsidiaria. Miquel Florit se jubiló el pasado 31 de enero después de que la Comisión Permanente del Consejo del Poder Judicial avalara su petición de jubilación voluntaria anticipada.

El caso parte de las decisiones que tomó durante la instrucción de una pieza en la que investigaba la filtración en medios de comunicación de varios documentos declarados secretos y que estaban incluidos en la causa que indagaba sobre los negocios del empresario del ocio nocturno Bartolomé Cursach. El juez ordenó la intervención de los registros de llamadas de las delegaciones de EFE y Europa Press, así como de Diario de Mallorca. Además, ordenó el decomiso de los teléfonos móviles de los periodistas Kiko Mestre y Blanca Pou.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?