Lunes, 10 de Mayo de 2021

Otras localidades

La Columna de Carlos Arcaya

La rebeldía cívica de la Asociación de Víctimas del Metro de Valencia

Son un ejemplo de perseverancia frente a una administración que quiso apabullarles

Mirando hacia atrás y al margen de las movilizaciones por el Día de la Mujer, la rebeldía cívica de la Asociación de Víctimas del Metro de Valencia es lo mejor que nos trajo la pasada semana. Ya saben que decidieron despedirse tras 13 años y más de un centenar de concentraciones para que se hiciera justicia a los 43 muertos y 47 heridos.

Y lo fue, por varios motivos. En primer lugar, porque son un ejemplo de perseverancia frente a una administración que quiso apabullarles. Los ciudadanos tienen que movilizarse sin miedo ante actuaciones arbitrarias e incluso delictivas de los poderosos.

También lo son por su prudencia, porque supieron canalizar el dolor hacia una protesta reconfortante. Y es que el camino, como dijo Cavafis en su famoso poema, es lo importante -en este caso demasiado largo, lamentablemente-. Pero todo lo que han dado y todo lo que han recibido, nos ha enriquecido a casi todos.

Y por su paciencia, porque para los que creemos en la justicia poética, los que siempre nos ponemos del lado del débil -maldita querencia- en este caso, en esta pelea, aunque no sea lo frecuente, han conseguido ganar porque se ha hecho justicia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?