Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 30 de Marzo de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Italia suma 812 muertos en 24 horas, pero registra el dato más bajo de nuevos contagios en dos semanas
Bedmar y Garcíez | Nuevo Alcalde

Pablo Ruiz, nuevo alcalde de Bedmar-Garciez, "Mi tiempo será el tiempo de la gente"

Se convierte en el noveno alcalde Bedmar y Garcíez, todos del PSOE, en este periodo democrático

Momento en el que Pablo Ruíz promete el cargo de alcalde de Bedmar y Garcíez

Momento en el que Pablo Ruíz promete el cargo de alcalde de Bedmar y Garcíez / Antonio Plaza

El socialista Pablo Ruiz Amezcua (Bedmar 1988) es, desde el pasado sábado, 7 de marzo, el nuevo alcalde de Bedmar-Garciez al resultar elegido con el apoyo de nueve (PSOE) de los once concejales que constituyen el Ayuntamiento bedmareño, alcalde, en sustitución de Juan Francisco Serrano, que ha ocupado ese puesto desde 2015 y desde hace unos meses es diputado nacional por Jaén, y que continuará como concejal.

En su discurso de investidura, según recogía Radio Jódar SER, único medio de comunicación presente, el nuevo alcalde bedmareño se ha referido a los que serán los ejes de su trabajo al frente del Ayuntamiento asegurando que el proyecto que viene desarrollando el equipo de Gobierno va a continuar, “un proyecto basado en tres pilares fundamentales: en primer lugar, la creación de empleo porque, en palabras de mi predecesor, es la política más digna que se puede hacer; en segundo lugar, el fomento de la cultura para que Bedmar siga siendo un referente cultural no solo en la comarca sino a nivel provincial, y en tercer lugar, el ecologismo y el turismo, para que se convierta en un nuevo motor económico para la localidad, en la que Cuadros, Mágina y nuestros castillos tienen que ser esa palanca de nuestras posibilidades”, ha manifestado.

Pablo Ruiz se ha referido también a otra de las señas de identidad del actual Gobierno, en el que él ha sido primer teniente de Alcalde y concejal de Empleo y Cultura hasta ahora, la participación ciudadana y el contacto diario con los vecinos, afirmando que “la realidad de lo que ocurre en el día a día de este pueblo tiene que seguir siendo nuestra marca personal”, para lo que ha señalado que “quiero conocer a diario si la conexión del ciudadano con mi persona se mantiene, si las decisiones que tomemos responden a las expectativas creadas y esperadas, si lo que haga como alcalde tiene y cuenta con el aval de los ciudadanos”.

Momento en el que Juan Francisco Serrano , derecha, entrega el bastón de mando a Pablo Ruíz, izquierda / Ayuntamiento de Bedmar y Garcíez

El primer edil bedmareño ha ofrecido, “desde la humildad, diálogo, cercanía y una invitación franca al debate y a la participación de los grupos políticos, de los colectivos sociales, de todos los bedmareños”, al tiempo que a la oposición se ha dirigido asegurando que “con la crítica que les corresponda hacer, legitimará mi gobierno; quiero y necesito, por tanto, la crítica, así como las aportaciones. Todos tenemos nuestra responsabilidad, y nuestro pueblo, Bedmar, es responsabilidad de todas y todos nosotros”.

Finalmente, en el capítulo de agradecimientos, Pablo Ruiz se ha dirigido a todos sus amigos, al alcalde saliente y “amigo de la infancia”, Juan Francisco Serrano, “por sus consejos, por su apoyo”, y a su familia, especialmente “a mi madre y mis hermanos, que son mi faro en la noche, mi oasis en el desierto, mi patria y mi bandera”.

Datos biográficos.

El nuevo alcalde de Bedmar Pablo Ruiz Amezcua, tiene 31 años y nació en Bedmar. Es licenciado en Física por la Universidad de Granada y ha sido concejal del Ayuntamiento de Bedmar desde la legislatura de 2015 y desde las pasadas municipales del 2019 ha sido el primer teniente alcalde y concejal de Empleo y Cultura. Ha ostentado también diversos cargos orgánicos en el PSOE bedmareño y en las Juventudes Socialistas, de las que ha formado parte de la ejecutiva provincial hasta el año pasado.

Dimisión Juan Francisco Serrano

En una sesión plenaria, previa, unos minutos antes, el pleno tomaba conocimiento de la dimisión del, hasta ese momento, alcalde Juan Francisco Serrano, además de otros puntos de gran trascendencia para la generación de empleo en el municipio.

Serrano, ligeramente emocionado, mostraba su agradecimiento a todas las personas que, de una forma u otra, han colaborado con él en estos casi cinco años, al frente de la corporación bedmareña, con mención expresa a la que fuera alcaldesa Loli Jiménez y a Francisco Reyes, y a los trabajadores del propio ayuntamiento.

Lo hacía, además, recuperando sus palabras en su primer discurso de investidura en 2.015, y los recuerdos a lo largo de estos cuatro años y diez meses, “… Me quedo con todos esos sentimientos, todos esos momentos y todas esas experiencias vividas, todas. Me han hecho aprender y comprender la verdadera utilidad de la política… Me quedo con las personas, con la gente, con la sencillez de nuestra gente. Estos años he podido comprobar los valores de nuestro pueblo. Ahora comprendo donde se encuentra la verdadera imagen y la fortaleza de Bedmar, sus valores, sus gentes. Han sido muchos los retos marcados y conquistados, que nos han permitido avanzar y hacer un pueblo mejor y de un pueblo pequeño hablar de oportunidades para el futuroBedmar es un pueblo dinámico, comprometido, capaz de afrontar nuevos desafíos, permeables a nuevas ideas y. principalmente, un pueblo muy valiente para marcar nuevos caminos…”.

Otros temas

Entre los temas tratados y aprobados en esa misma sesión:

- Concertación de un préstamo, con Caja Rural, por un importe de 650.000 euros, pero la construcción las naves industriales que se cederán a la empresa que va a poner en marcha la planta de reciclado de plástico, en la ampliación del Polígono ‘Los Llanos’. Este punto salía adelante, solo, con el voto del grupo del PSOE, abstención del PP. Hecho que lamentaba el portavoz del PSOE, Francisco Reyes, “…No se puede estar a favor de la creación y no votar a favor de este préstamo, que es el que permite la continuidad del proyecto…”.

- Modificación del presupuesto de 2.019, que permita esa operación de préstamo.

- Proceso de licitación de las obras de construcción de esas naves, ampliándolo a 20 días, a diferencia del inicialmente previsto de 10 días, que permitiría el inicio de la actividad, por parte de la empresa, en el mes de septiembre, dentro de los plazos previstos.

- Contrato de arrendamiento, por parte del Ayuntamiento de Bedmar, a Caja Rural de las naves de la antigua empresa ‘PANCI’, para que, a su vez, el Ayuntamiento las arriende a una empresa interesada en su instalación, para el tratamiento y distribución de envases de cristal y termoplástico.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?